A estas alturas… ¿Quién no conoce la saga Resident Evil? La mítica obra de Shinji Mikami deslumbró a propios y extraños en plenos años 90, dando pie a todo un nuevo género, el survival horror, en el que huir para sobrevivir es una opción más sensata que luchar y disparar. Con más de una veintena de títulos para diversas plataformas, esta icónica saga ha vivido momentos álgidos y olvidables a partes iguales. Ahora, en plena generación HD, Capcom trae a consolas y ordenadores el remake del primer episodio de la franquicia, así como la remasterización en alta definición de la precuela Resident Evil Zero lanzada para la Gamecube de Nintendo en el año 2003. Mientras que Resident Evil HD Remaster llegó durante la pasada generación en exclusiva a PS3 (únicamente en formato digital, eso sí), en el caso de Zero es la primera vez que se deja ver en alta definición, ya que su paso por Wii fue en forma de port directo. Estamos pues, ante un recopilatorio excelente para dar los primeros pasos en la obra de Shinji Mikami. Aparte de un evidente y necesario lavado de cara gráfico, tanto el primer Resident Evil como su precuela, Zero, gozan de un sistema de control alternativo, indispensable para que jugadores del siglo XXI no acaben abandonando estos juegos por culpa de un control especialmente tosco en el Resident Evil original. Además, Resident Evil Origins Collection cuenta con las novedades ya incorporadas a Resident Evil HD Remake, como la implementación de nuevas zonas y armamento. En el caso de Resident Evil Zero, las novedades más allá del plano técnico se limitan a la implementación del “Modo Wesker”, gracias al cual podremos completar por segunda vez la aventura con este célebre personaje, que cuenta con una mayor velocidad y mayor distancia de disparo. Por lo demás, el usuario encontrará en Resident Evil Origins Collection dos títulos por los que han pasado inevitablemente los años. Esto puede ser un aliciente o un inconveniente dependiendo del jugador que adquiera este pack, pero ni para uno ni para otro las particularidades de estos viejos survival horror pasarán desapercibidas: los complejos puzles, el exigente sistema de guardado, los ángulos de cámara… un buen número de elementos que han evolucionado con los años, y que pueden plantear más de un quebradero de cabeza al jugador menos veterano. En cualquier caso, Resident Evil Origins Collection es una magnífica oportunidad para familiarizarse con los orígenes de una de las más célebres franquicias de Capcom, a través de dos de sus mejores entregas. Una experiencia que te permitirá saber qué hizo grande a esta saga, así como sus orígenes, bastante alejados de lo que ha podido verse en los últimos títulos de la misma. [cita alineacion="izquierda" ancho="50%"]Resident Evil Origins Collection[/cita]   Plataforma probada: PS4, XOne, PC Desarrollador: Capcom Distribuidor: Koch Media