El consejero andaluz de Justicia e Interior, Emilio de Llera, se ha mostrado este martes "decepcionado" al término de la Conferencia Sectorial de Migraciones ya que esperaba que en ella el Ministerio informase a las comunidades autónomas del número de refugiados sirios que tendrán que acoger y los fondos europeos con los que contarían para ello. "Esto decepciona porque he salido con la misma información que con la que entré", ha resumido el consejero en una rueda de prensa posterior a la sectorial, cuando ha confiado en que sea por fin en la próxima reunión de la misma --para la que no hay aún fecha y que, en todo caso, será después del 14 de septiembre-- cuando se facilite a las regiones toda la información que éstas requieren. El responsable andaluz se ha quejado así de que la ministra del ramo, Fátima Báñez, no haya dado este martes las cifras de personas que la comunidad va a acoger ni el presupuesto y ha dicho que durante la celebración del encuentro le ha pedido que se incluyan en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2016, que actualmente se están tramitando, las modificaciones necesarias para dar cabida a las partidas económicas concretas para los refugiados. De Llera ha lamentado que tampoco haya información sobre cómo llegarán estas personas que huyen del conflicto sirio, "si va a haber una avalancha o si van a venir poco a poco, en sucesivas oleadas, ni por dónde van a entrar". "Necesitamos prever", ha recalcado. El consejero ha reiterado que Andalucía no tiene una estimación de a cuántas personas podría acoger pero que "flexibilizará lo que haga falta" y tampoco ha concretado qué criterios se deben tener en cuenta para el reparto aunque ha previsto que "habrá que atender al PIB, la tasa de paro, la población y muchas cuestiones". De Llera ha añadido que su petición de celeridad es algo compartido con "prácticamente todas" las comunidades y ha ensalzado la propuesta formulada por la Comunidad Valenciana para crear un corredor en el Mediterráneo "que evite que el transcurso por las fronteras de varios países impida llegar a países seguros de la Unión Europea".