¿Qué nivel de influencia pueden conseguir los partidos políticos en la sociedad a través de las redes sociales? ¿Cómo se desenvuelve el turismo en un estado de crisis? ¿Cuáles son los beneficios del coaching ante nuevos las nuevas oportunidades laborales? ¿Por qué nos gusta más un determinado cómic que otro? ¿Cómo se hace un poema? Son sólo algunos ejemplos de los 70 cursos que la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) desarrolló el pasado verano en sus cuatro campus, en los que se matricularon 1.800 alumnos. La UNIA, cuyo Consejo de Gobierno ha aprobado la nueva convocatoria para este año, apuesta por mantener su filosofía de cercanía entre ponentes y estudiantes con contenidos de interés y actualidad en mitad de un panorama de incertidumbre y desempleo. Las propuestas de los nuevos cursos, que se celebrarán durante los meses de julio, agosto y septiembre en Málaga, Huelva, Jaén y Sevilla, deberán presentarse antes del 31 de enero en cualquiera de los registros de la UNIA y se pueden realizar también vía administración electrónica. Se trata de cursos de 30 horas o encuentros de entre 15 y 20 horas, con 6 u 8 profesores participantes. No se podrán presentar más de dos propuestas con una misma dirección, ni organizar más de una actividad docente dentro de la programación estival. [cita alineacion="izquierda" ancho="50%"]El Vicerrectorado de Ordenación Académica anima al profesorado universitario y a los profesionales andaluces a presentar proyectos de interés y de actualidad[/cita] Para la valoración de las propuestas, se tendrán en cuenta los siguientes criterios: adecuación a las líneas estratégicas de la UNIA; adecuación e idoneidad con la programación del campus donde se solicite su desarrollo; referentes internos y externos; y colaboración de otras entidades, públicas y privadas. Sobre la selección de profesores, según la temática del curso o el encuentro, deberá combinar la presencia de ponentes del ámbito universitario con otros que, sin reunir la condición académica, cuenten con un reconocido prestigio profesional o aporten, desde el mundo de la función pública, la empresa, la cultura o la sociedad, elementos de interés para el debate que se aborde. RECICLAJE El Vicerrectorado de Ordenación Académica anima especialmente al profesorado universitario y a los profesionales andaluces a presentar proyectos útiles en una situación en la que muchas personas necesitan reciclarse. Los datos del pasado año confirman esa tendencia: un 37% de los matriculados tenían más de 40 años, lo que supuso un repunte significativo. Además, el 20% de los alumnos fueron becados. En cuanto al resto de edades, un 4% eran menores de 20 años, un 23% estaban en la franja de 21 a 25 años y un 16%, en el intervalo de los 26 a los 30 años, lo que se corresponde con alumnos de posgrado o profesionales en su primera etapa. Entre los 31 y los 40 años, se registraron un 21% de profesionales, en activo o en paro. El 95% de los alumnos fueron nacionales. De ellos, el 60% eran andaluces. De los extranjeros, la mayoría procedían de Latinoamérica. Por género, ganaron las mujeres (54%).
El rector de la UNIA y la vicerrectora de Ordenación Académica. El rector de la UNIA y la vicerrectora de Ordenación Académica.

Durante la evaluación de la pasada edición, el rector de la UNIA, Eugenio Domínguez Vílchez, aseguró que no se habían pasado ”angustias económicas” para afrontar el coste de los cursos, cuyo presupuesto medio es de 4.000 euros por cada uno. Vílchez agradeció especialmente la colaboración en la financiación de más de 50 patrocinadores. La media de alumnos por curso fue de 24 -Baeza, con una ratio de 35, obtuvo el nivel más alto-, y la de profesores, de unos ocho por actividad académica, mayoritariamente nacionales, con 500 ponentes en total. “Al incrementar el alumnado se perdería la calidad”, sostiene la Universidad, que ha venido impulsando estos proyectos como seña de identidad. La vicerrectora de Ordenación Académica, María Dolores Oliver, que valoró positivamente el desarrollo de los cursos, destacó que hubo muy pocos que hubieran tenido que ser suspendidos, fundamentalmente por falta de matriculaciones o por problemas de 'timing', algo que afecta especialmente al campus malagueño porque al ser el primero en empezar, dispone de menos tiempo para la publicidad y organización. Los cursos deberán contar como mínimo con 15 alumnos. unia       1. La UNIA lleva a Platero a su tierra 2. Soy yo 3. Cansadas de la igualdad de corta y pega  4. Elija: ¿Trabajador pobre o parásito asistido? 5. Arte sin mecenas 6. Somos capaces