Fuentes jurídicas han explicado a EFE que el ingreso en prisión de la exalcaldesa de Jérez, Pilar Sánchez, podría demorarse hasta la resolución de un probable recurso contra la sentencia ante el Tribunal Supremo, ya que la condena es inferior a cinco años de prisión.

Prisión e inhabilitación
La Audiencia condena a Sánchez a cuatro años y medio de prisión y ocho de inhabilitación porque considera probado que cometió los delitos de falsedad en documento oficial, prevaricación y malversación al conceder una subvención a la empresa TISA, dedicada a la fabricación de generadores de oxígeno, para que se instalara en los suelos del Parque Tecnológico Agroindustrial (PTA) de Jerez de la Frontera.

Otras condenas
Por estos mismos delitos condena a dos años y medio de prisión a la que fuera delegada de Medio Rural, María del Carmen Martínez Martínez, y a un año y nueve meses de cárcel para el capataz municipal Salvador Rubio, al que hicieron firmar un informe en el que se aumentaba de 9 a 14 puntos la puntuación de la empresa para que la subvención que le correspondiera fuera del cuarenta por ciento en lugar del 20 por ciento.

Absoluciones
La Audiencia absuelve a Francisco Lebrero, que fuera delegado de Fomento, porque entiende que no hay constancia de que interviniera en el expediente ni tuviera relación con el borrador del informe de puntuación manipulado. También absuelve a los tres consejeros de TISA Jose Manuel Caro, José María César y Jose María Rivera porque sólo presentaron una solicitud y respondieron a las peticiones de aclaraciones técnicas, sin que haya constancia de "contactos" con la alcaldesa o la concejal condenada en el curso de su expediente.

Máxima puntuación posible de la empresa
Aunque no especifica que hubiera algún motivo para beneficiar a la empresa, la Audiencia Provincial de Cádiz si considera probado que Pilar Sánchez "seguía de cerca y con interés la solicitud de la empresa". "La conclusión es que tenemos la certeza de que la señora Sánchez estuvo al tanto de lo que ocurría", dicen los magistrados en la sentencia, que asegura que fue ella quien "decidió conceder la máxima puntuación posible" a la empresa.

Firmas
Por ello la exalcaldesa habló con el técnico municipal encargado de hacer las puntuaciones para las subvenciones y le dijo que tratara a TISA "con cariño". Como el informe que realizó el técnico "no era suficiente" para alcanzar la máxima puntuación "una o más personas no identificadas" y "con conocimiento de Pilar Sánchez" procedieron a hacer modificaciones en el mismo. Como el técnico se negó a firmar el documento, la delegada de Medio Rural hizo que lo firmara en su lugar un capataz municipal que ha sido condenado también.

Entiende el tribunal que la "inexperiencia" y "falta de competencia administrativa" de la delegada de Medio Rural, que era peluquera y llevaba pocos meses en el cargo, "hacen creíble que siguiera órdenes de otros", más en concreto de la entonces alcaldesa. Sánchez fue "quien decidió" que el informe "debía ser firmado por algún otro empleado municipal, asegura la sentencia en otro momento de sus 82 páginas.

"Animadversión" del técnico municipal
El tribunal no ha advertido en el proceso "animadversión" del técnico municipal, que, según la exalcaldesa y la concejala, actuó en venganza porque no fue designado gerente del PTA. Y no ve "creíble" la versión de Pilar Sánchez de que firmó infinidad de documentos como este expediente confiando en el criterio de los técnicos que los habían estudiado antes de entregárselos a rubricar.

Correo electrónico
La sentencia sobre estos hechos, que ocurrieron en 2007 y fueron denunciados por el PA en 2009, considera "determinante" como prueba contra Sánchez un correo electrónico que el técnico municipal mandó con el informe al jefe del gabinete de alcaldía, actual esposo de Pilar Sánchez, con el informe del técnico sobre TISA.

Pilar Sánchez dejó el PSOE y su cargo como directora general de la Junta a raíz de la anterior sentencia que la condenó a dos años de prisión