El portavoz del Gobierno andaluz en funciones, Miguel Ángel Vázquez, ha dicho que la comparecencia judicial de los aforados del caso ERE había sido reclamada por la Junta de Andalucía y por los interesados, y ha señalado que "cuando hable la Justicia, hablará el PSOE o hablará Susana Díaz".

Respeto a la justicia
Vázquez ha reiterado en la rueda de prensa posterior a la habitual reunión de los martes del Gobierno andaluz que la Junta de Andalucía mantiene su total respeto a las actuaciones judiciales y ha rehusado comentar las comparecencias en el Tribunal Supremo de los ex altos cargos del Ejecutivo autonómico aforados, que han comenzado hoy con la del exconsejero de Empleo José Antonio Viera.

"La presidenta de la Junta de Andalucía lo ha dicho bastante claro: ahora le toca hablar a la Justicia y cuando hable la Justicia, hablará el PSOE o hablará ella", ha apostillado Vázquez, ante la insistencia de los periodistas.

Dejar el escaño si se es imputado por delito
El portavoz del Gobierno andaluz en funciones ha añadido que la posición que Susana Díaz ha "defendido de manera reiterada" es la de que cuando algún parlamentario socialista sea imputado por un delito "tendrá que dejar su escaño", y ha matizado: "Hoy no se da esa circunstancia".

Comparecencias voluntarias
Ha recordado que los ex altos cargos de la Junta de Andalucía comparecen en el Tribunal Supremo "de manera voluntaria" y como muestra "de colaboración con la Justicia y de transparencia" y ha repetido: "Hoy se está produciendo lo que ha pedido este Gobierno y los propios afectados desde hace mucho tiempo".

Tras reiterar que sólo cabe "respetar" las decisiones judiciales y "esperar a lo que digan los tribunales" para tomar cualquier decisión política sobre este caso ha concluido: "No tenemos nada más que decir".