Ahora Ciudadanos deberá decidir si mantiene su órdago o no, o bien el PP tendrá que pedirle la dimisión a su concejala de Urbanismo tras no prosperar el recurso contra su imputación. Y es que el Juzgado de Instrucción 2 de Granada ha rechazado el recurso de reforma presentado por la edil de Urbanismo de Granada, Isabel Nieto (PP), contra su citación como imputada en el conocido como "caso Serrallo", por lo que tendrá que declarar por presunta prevaricación urbanística el próximo 10 de diciembre.

Más cargos imputados
La causa, en la que también han sido citados como imputados otros altos cargos del Área de Urbanismo municipal, investiga supuestas irregularidades urbanísticas en una parcela situada junto al centro comercial Serrallo Plaza, destinada a zona verde y donde se autorizó un espacio de ocio. La Fiscalía, que impugnó el referido recurso y pidió que éste fuera desestimado, ha informado hoy en un comunicado sobre la decisión de la titular del Juzgado de Instrucción 2 y ha detallado que, aunque queda pendiente el recurso de apelación formulado de forma subsidiaria, éste no suspenderá la citación de la concejal.

Prevaricación
Respecto a la posible prevaricación investigada, el Ministerio Público alega, en el actual momento procesal, que existen "indicios de delito" al apreciar "datos suficientes" de una vulneración no sólo de la legalidad urbanística sino del procedimiento legalmente establecido. Con ello, se habría tratado de "sustituir la voluntad de la ley por la propia con abuso de la función pública", añade la Fiscalía, que se refiere a la implantación "ilegal" de unos usos lucrativos "no permitidos" por la legislación urbanística y a la vulneración del "procedimiento establecido legalmente".

Operación especulativa
"Se ha procedido a una privatización del espacio público (...) a través de interpretaciones contrarias a la defensa de los espacios públicos", advierte el Ministerio Público, que añade que se autorizó, a través de un procedimiento no ajustado a derecho, una extensión del centro comercial adyacente con implantación de usos lucrativos. En definitiva, a juicio de la Fiscalía, que hace referencia a la declaración de Jacobo de la Rosa, director general de Urbanismo del Ayuntamiento, se trata de una actuación urbanística "de especulación" con los espacios libres públicos, en perjuicio de los intereses de la ciudad de Granada.

Crisis de gobernabilidad
Este testigo expuso, según el fiscal, que la solicitud de las licencias y solicitudes de cambios y modificados se dirigían al referido director de obras y no "como se debía haber hecho" a la Dirección General de Urbanismo, "lo que sin duda era plenamente conocido por la concejal" Isabel Nieto. El rechazo al recurso de Nieto y la confirmación de su citación como imputada podría conllevar una posible "crisis de gobernabilidad" en el Ayuntamiento de Granada, donde el PP, que en las últimas elecciones municipales perdió la mayoría absoluta, se mantiene en el Gobierno local tras un acuerdo de Ciudadanos.

Moción de censura
La formación naranja, que sin entrar en el equipo de Gobierno posibilitó por tanto la continuidad de los populares, ha reiterado en varias ocasiones que, si se confirmaba la imputación de Nieto y ésta no dimitía o su partido no la apartaba del cargo, dejaría en minoría al PP e incluso podría llegar a plantear una posible moción de censura.