Funcionarios de la Delegación de Cultura del Ayuntamiento de Córdoba han retirado de las vitrinas del Museo Taurino de la ciudad las medallas franquistas del rejoneador Antonio Cañero, según ha adelantado el digital Cordópolis. La retirada se ha producido después de la petición de los concejales de Ganemos Córdoba, que recordaban que el rejoneador había participado como voluntario en algunas acciones del bando franquista durante la Guerra Civil. Ya en la guía 'Córdoba contemporánea' que el año pasado editaba el Ayuntamiento de la ciudad, gobernada entonces por el PP, se destacaba el nombre de Antonio Cañero definiéndolo así: "Combinó su maestría en el rejoneo con su actividad pública como concejal y benefactor de la ciudad, dejando su nombre a un barrio edificado sobre terrenos de su propiedad que donó al obispo Fray Albino". "Llamar benefactor a Antonio Cañero Baena, además de ser una falsedad, es un insulto a la memoria de las víctimas y sus familiares, sembrando dudas sobre la calidad democrática de la institución que financia esta publicación, con el dinero de todos", denunció entonces la Plataforma Cordobesa por una Justicia Democrática. La organización añadía que Antonio Cañero es el "autor directo e indirecto de la tortura y asesinato de centenares de sus paisanos; hoy sabemos, gracias a los esfuerzos de algunos historiadores, que el rejoneador Antonio Cañero se presentó voluntario en los primeros días tras golpe de julio de 1936 y encabezó un escuadrón que se dedicaba a realizar tareas de exterminio, matanzas de personas fieles a la república, por los alrededores de Córdoba" Según el digital cordobés, al menos había una docena de medallas de origen militar, expuestas en la sala dedicada al rejoneador cordobés. Las fuentes municipales han insistido en que la sala de Cañero del Museo Taurino debe estar exclusivamente dedicada al toreo de Antonio Cañero, y no se debe resaltar su papel como militar. “Cañero pertenecía a la Columna del Amanecer, como han documentado expertos como el historiador Francisco Moreno, y esperamos que estas medallas no tengan nada que ver con la Guerra Civil. Pese a ello, no entendemos la presencia de insignias militares en un museo taurino”, ha declarado  el concejal de Ganemos Alberto De los Ríos. En septiembre de 2012, PSOE e Izquierda Unida ya se opusieron a su reconocimiento en la inauguración de la feria del caballo Cabalcor. El socialista Juan Pablo Durán, hoy presidente del Parlamento andaluza, calificó a Cañero como "un ser humano despreciable, responsable del genocidio franquista en Córdoba". IU llegó a convocar una pitada. El alcalde, José Antonio Nieto (PP), acusó a la oposición de "querer reabrir heridas".