El primer teniente de alcalde y delegado de Urbanismo del Ayuntamiento de Córdoba, Pedro García (IU), ha avisado este miércoles, respecto a las inmatriculaciones hechas por la Iglesia Católica en la capital cordobesa, que el Consistorio no hará "la desamortización de Mendizabal", pero sí que recuperará "lo que es del pueblo de Córdoba", en relación a suelos, plazas y otros bienes inmuebles que, por su propia naturaleza, solo pueden ser de titularidad pública. Así lo ha anunciado en rueda de prensa, acompañado por la viceportavoz de IU en el Ayuntamiento, Alba Doblas, tras precisar que la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU), que él preside, seguirá investigando las características de los "más de 200 bienes" que la Diócesis de Córdoba ha inscrito a su nombre en el Registro de la Propiedad, determinando si lo ha hecho con inmatriculaciones, es decir, mediante la vía legal que le abrió a la Iglesia el Gobierno de José María Aznar, ahora ya derogada, o a través de otras fórmulas. En cualquier caso, la cuestión, según ha señalado García, es que, sea como fuere, el Consistorio seguirá "denunciando el expolio urbanístico" llevado a cabo por la Iglesia "gracias a la Ley Hipotecaria de Aznar" y, en consecuencia, "trabajaremos para que todo aquel bien que sea público vuelva a la titularidad del Ayuntamiento", que también pedirá, aunque no la espera, la colaboración del Obispado de Córdoba para saber qué otros bienes han sido inscritos en el Registro de la Propiedad, no ya por la Diócesis de Córdoba como tal, sino por otros órganos de la Iglesia. A este respecto y por su parte, Alba Doblas ha señalado que desde el Ayuntamiento se abrirá un proceso para "remunicipalización de bienes que siempre han sido de dominio público" y que, por su propia naturaleza, "no pueden ser embargados o adquiridos" por persona, entidad o institución alguna, lo cual, según ha subrayado, "no es una cuestión baladí", pues la vuelta a la titularidad pública de determinados bienes puede tener "una enorme trascendencia, con consecuencias para el turismo y la economía" de la ciudad, en referencia a monumentos como la Mezquita-Catedral. Finalmente, Doblas ha dicho que en este proceso "no hay que llegar a la vía judicial", en un enfrentamiento entre el Ayuntamiento y el Obispado de Córdoba, pero en el gobierno municipal de PSOE e IU temen que pueda ser así, "vista la defensa" que hasta ahora ha hecho el Cabildo Catedral de Córdoba (órgano de la Iglesia Católica) de su derecho, por ejemplo, a ser el titular de la Plaza de la Fuensanta, que es uno de los primeros bienes cuya titularidad pública reclamará el Consistorio.