Francisco Menacho ha informado de que la Casa de la Alegría, donde vivió Blas Infante y el Cortijo Hernán Cebolla, en el kilómetro 4 de la carretera de Sevilla a Carmona, donde fue fusilado, serán los dos primeros lugares en optar a la declaración por su vinculación con "el Padre de la Patria Andaluza".

"Como un homenaje"
El consejero ha resaltado la importancia de la iniciativa ya que ayuda a conmemorar "algo que no tenemos que olvidar para que no vuelva a ocurrir" y ha expresado su deseo de no encontrar oposición en los ayuntamientos ya que "estamos recordando la historia como un homenaje a aquellos que murieron defendiendo la democracia y la libertad".

Reparto equitativo
Menacho ha explicado que intentarán hacer un reparto equitativo por provincias de los lugares señalizados si bien esa equidad dependerá de las proposiciones que reciban de las asociaciones de memoria histórica, encargadas de proponer nuevos lugares. Para el consejero, será necesario un estudio riguroso y en profundidad por parte del grupo de expertos para que sólo alcancen la categoría de Lugar de Memoria Histórica aquellos que sean más relevantes si bien "no hay establecido ningún límite o tope".

Diez lugares
Menacho ha señalado que actualmente hay diez lugares que optan a esta declaración y que se espera que el grupo de expertos establezca su dictamen sobre los lugares asociados a Blas Infante antes de final de año.

Creación de la figura
El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía aprobó, el pasado agosto, la creación de la figura de Lugares de Memoria Histórica de Andalucía, definidos como aquellos enclaves vinculados a hechos o acontecimientos singulares ocurridos durante la Guerra Civil española y la Dictadura.

Propuestas e informe vinculante
El grupo de expertos estudiará las propuestas y emitirá un informe vinculante basado en motivos históricos y científicos con la intención de que sirva como referencia histórica y como homenaje a las personas que sufrieron violencia, vejación, persecución o privación de libertad debido al ejercicio de sus derechos o por defender la democracia.

Relacionados con el sitio
La consideración de un emplazamiento como Lugar de Memoria Histórica obligará a la administración pública titular del mismo a garantizar su identificación, señalización, preservación y en el caso de que el lugar experimente alguna transformación de importancia, a mantener una huella o registro permanente que sirva para recordar los hechos relacionados con el sitio.

"La dignidad del lugar"
Francisco Menacho ha asegurado que esta señalización será simple y económica sin monolitos ni monumentos que requieran un gasto importante puesto que se trata, simplemente, "de explicar la dignidad del lugar".

Informe exhaustivo
Finalmente, la declaración, que corresponde al Consejo de Gobierno, conllevará un informe exhaustivo con documentación sobre el lugar, su evolución histórica y la narración de los hechos que motivan su reconocimiento con los datos sobre las personas e instituciones que se vieron involucradas.