La Audiencia de Málaga ha condenado a 24 años de prisión al juzgado por acabar con la vida de su novia, directora del Museo de la localidad malagueña de Nerja, en agosto de 2014, a la que causó 131 heridas con un cuchillo, tras golpearla con una botella. Además se le impone el pago de 120.000 euros de indemnización a la familia de la víctima. Esta sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, se produce después del veredicto de culpabilidad emitido por un jurado popular. Se le condena por los delitos de asesinato y malos tratos habituales. En la resolución se declara probado, siguiendo el veredicto de culpabilidad del jurado, que el acusado tuvo una discusión con la víctima y de manera sorpresiva se le acercó por la espalda y le golpeó varias veces con una botella de vino, quedando la mujer aturdida. Entonces, la agarró del pelo y la arrastró al cuarto de baño cocina y, mientras le decía "¿ya no quieres pelea, verdad?", le clavó el arma "hasta en 131 ocasiones. Con esto pretendía causarle la muerte, pero también    "producirle un sufrimiento adicional" a la víctima.