Naranjo, que asistió al homenaje en la tapia, ha recordado que en los días previos al acto ya instó al Ayuntamiento de Granada a que no desinstalara la placa por quinto año consecutivo, en deferencia a los familiares de aquellas víctimas, que fueron asesinadas principalmente en los años de Guerra Civil, entre 1936 y 1939, aunque también muchos años más tarde, hasta 1956.

"Era previsible"
"Fue un ruego, porque desde luego no es la placa oficial de la Dirección General, pero confiaba en que este año, aunque era previsible lo que ha sucedido, el Ayuntamiento no la retirara, al haber sido declarado el muro 'Lugar de Memoria' por la Junta de Andalucía", ha indicado el director general.

En el mes de septiembre
Naranjo ha anunciado que la placa oficial se instalará en la tapia en el mes de septiembre, con el formato estipulado, con las dimensiones y el material establecido por la propia Dirección General, y para ello la Junta de Andalucía ya ha iniciado los trámites administrativos. "No obstante, me parece mal que el Ayuntamiento ya haya retirado, en tres días, la placa. Es un acto poco democrático", ha dicho.