La socialista Susana Díaz ha sido elegida este jueves por el Pleno  del Parlamento como nueva presidenta de la Junta de Andalucía, con el  apoyo de PSOE-A e IULV-CA y el rechazo del PP-A. En concreto, la  candidatura de Díaz ha recibido 58 votos favorables y 48 en contra. En total, se han emitido 106 votos, con lo que han faltado tres  diputados, dos del PP-A, Esperanza Oña y José Antonio Nieto, y Juan Manuel Sánchez Gordillo, de IULV-CA.

Debate de investidura
El Parlamento ha desarrollado durante este miércoles y jueves el  debate de investidura para la Presidencia de la Junta, en el que  Susana Díaz, que era la única candidata, ha expuesto sus objetivos al  frente del Gobierno andaluz, entre ellos, la lucha contra la  corrupción.



Cambio histórico: Primera mujer presidenta de la Junta
Está previsto que Susana Díaz, que accede a la Presidencia tras la renuncia de José Antonio Griñán, tome posesión del cargo el próximo  sábado, con lo que se convertirá en la primera mujer al frente del  Gobierno andaluz, algo que ella misma ha calificado como un cambio  "histórico".

Pacto PSOE-IU
La candidata a la Presidencia de la Junta, la socialista Susana Díaz, ha puesto en valor este jueves, en el debate de investidura que se desarrolla en el Pleno del Parlamento, el acuerdo político que suscribieron PSOE-A e IULV-CA tras las pasadas elecciones autonómicas y se ha comprometido a actualizarlo para responder a las nuevas necesidades de la ciudadanía.

Un Gobierno sólido y responsable
En su turno de réplica tras la intervención del portavoz parlamentario de IULV-CA, José Antonio Castro, la candidata ha  indicado que pese a esos "comentarios negativos y augurios de un mal tiempo" que profirieron algunos cuando se firmó el acuerdo entre ambas fuerzas, hoy las cosas están más claras y Andalucía cuenta con un Gobierno sólido y responsable, que no se ha roto ni funciona como un "reino de taifas".

Díaz valora la actitud "responsable" de IU
Ha indicado que pese a las lógicas diferencias ideológicas, PSOE-A  e IULV-CA comparten un único objetivo, como es mejorar la calidad de  vida de la ciudadanía, que ve que hay un Gobierno en Andalucía que ha  funcionado razonablemente bien. Ha puesto en valor la actitud  "responsable y coherente" de IULV-CA, comprometida con los intereses  generales de esta comunidad.

Nueva etapa
Según Díaz, ahora comienza una nueva etapa para el Gobierno y para  Andalucía, ante la que ella se quiere ratificar en el compromiso con  el acuerdo político que PSOE-A e IULV-CA suscribieron el 18 de abril  de 2012 y ha indicado que hay una oportunidad de actualizarlo para  responder a las nuevas necesidades que hay en la calle.

Una alternativa distinta frente a la del Gobierno central
Asimismo, ha querido dejar claro que ese acuerdo no responde solo  a la aritmética del número de escaños, sino que hay algo "mucho más de  fondo", como es la necesidad y obligación de liderar una alternativa  desde esta tierra, frente a esa "operación" que hay en marcha en  España y Europa para llevarse por delante los derechos sociales y el  estado del bienestar que tanto trabajo y esfuerzo de consenso han  requerido.

Un Gobierno en Andalucía de izquierdas
Ha recalcado que frente a quienes quieren desvirtuar nuestro  estado social y buscan una sociedad mas clasista, menos solidaria,  mas centralista y menos transparente, hace falta un Gobierno en Andalucía de izquierdas y sólido que mire al fututo y que sea el  espejo y la esperanza de muchos ciudadanos. "Tenemos la obligación, el reto y la oportunidad histórica de  liderar una alternativa", ha sentenciado Díaz, para quien "no tenemos  derecho a renunciar al papel de liderazgo que los ciudadanos nos han  dado y a la capacidad de generar esperanza y un nuevo tiempo". Por eso, ha indicado que PSOE-A e IULV-CA están obligados a  dialogar hasta la extenuación, a llegar acuerdos y a encontrar  siempre un escenario que mejore la calidad de vida de los andaluces.

Presupuestos 2014 difíciles
La candidata ha advertido a IULV-CA de que la elaboración de los  presupuestos de la comunidad para 2014 se la han puesto difícil a  Andalucía. Ha querido dejar claro, en cualquier caso, que ese  presupuesto va a estar comprometido con los andaluces, con las  políticas sociales y con la creación de empleo.

Modelo fiscal injusto
Díaz ha reconocido que el actual modelo fiscal no es justo ni  equitativo y que Andalucía quiere participar en el debate para  mejorar la corresponsabilidad. No es partidaria de elevar la presión  fiscal en Andalucía porque no se puede seguir deprimiendo el consumo,  pero sí es el "momento de que quienes más tienen colaboren más".

Decreto antidesahucios impugnado por el PP
La candidata a la Junta ha expresado además que se siente mal por  que Andalucía no pueda seguir aplicando el decreto ley de función  social de la vivienda, una iniciativa "valiente", tras el recurso del  Gobierno central. "Si no se puede poner en marcha y dar esperanza a las familias, hay un solo responsable, el Gobierno central", ha señalado Susana  Díaz, quien ha querido dejar claro que no se resigna a que a lo largo  de esta legislatura podamos dar respuesta a esas familias.