Colectivos saharauis han considerado hoy en Málaga como "un paso adelante" en la lucha por los Derechos Humanos la decisión del juez Pablo Ruz de procesar a once altos cargos, militares y policías marroquíes por delitos de genocidio en el Sahara, entre 1975 y 1992.

Verdugos militares y policías
El presidente de la Organización Saharaui Contra la Tortura, El Mami Amar Salem, ha señalado que la decisión de Ruz contra "los verdugos militares y policías es un paso adelante, pero necesitamos activar esta orden de la Audiencia Nacional española, porque muchas familias saharauis tienen a alguien desaparecido o torturado".

"Marruecos, en su primer día en el Sahara emprendió una política de tierra quemada y de exterminio, y el resultado hasta el momento es que tenemos quinientos desaparecidos saharauis", ha añadido.

Un "paso adelante"
Amar Salem, ha señalado que como activista de Derechos Humanos está "muy contento" porque es un "paso adelante" pero necesitan seguir porque Marruecos "sigue con su política de tortura y desapariciones forzadas, hay actualmente 54 presos políticos saharauis, condenados desde tres años a cadena perpetua".

Jornada en Málaga
Salem, que ha participado en el quinta Jornada de Solidaridad con el Pueblo Saharaui organizado por el Foro de Estudiantes de Derecho y Criminología de la Universidad de Málaga, ha señalado que el encuentro supone "una oportunidad para hablar de la situación actual del Sahara occidental".

Violación de los derechos humanos
"La resistencia saharaui se enfrenta diariamente a la violación de derechos humanos y hay civiles que se enfrentan a tribunales militares por el único delito de luchar de manera pacífica por la libertad del Sahara", añade.

Alegría y esperanza en las familias
Por su lado, el integrante de la Asociación de Familiares de Presos y Desaparecidos Saharauis, Sidi Mohamed Balla, ha dicho que "las familias de los desaparecidos y presos han recibido con esperanza y con alegría la decisión del juez Pablo Ruz". "La mayoría de las familias están muy contentas porque es la primera esperanza que tienen desde la ocupación Marroquí porque se algo que nosotros hemos denunciado varias veces", añade.

Procesamiento
El juez Pablo Ruz dictó el procesamiento el 10 de abril a once altos cargos, militares y policías marroquíes por delitos de genocidio en el Sahara, entre 1975 y 1992, y en algunos casos en concurso con delitos de detención ilegal, torturas, asesinato y desaparición forzada.