"La conducta irracional de una persona no es una conducta de un colectivo, de la ciudadanía o de de una celebración como la de la Toma", ha dicho el portavoz, que considera que las instituciones deben ahora "fomentar la tranquilidad y el sosiego entre los ciudadanos" para que este tipo de agresiones, que ve "algo realmente lamentable", no vuelvan a repetirse.

"Preocupación" en el grupo socilialista
Por su parte, la concejal socialista Raquel Ruz ha manifestado la "preocupación" de su grupo municipal tanto por la "deriva" que está tomando esta tradición "en los últimos años" como, en su opinión, la "desidia" del equipo de gobierno "en frenar la violencia que hay alrededor del día 2 de enero". "Desde nuestro grupo lo que queremos decir es que hasta aquí hemos llegado e instamos al equipo de gobierno para que de una vez por todas tome cartas en el asunto antes de que pasen cosas aún más graves", ha advertido la edil.

Recibió un puñetazo
El periodista agredido ya ha explicado que recibió un puñetazo en la cabeza por parte de alguien que se escondió entre la multitud después de que escuchara "por ahí van los de la Ser" y, aunque ha asegurado encontrarse bien, ha indicado que, peor que el dolor físico, es la "impotencia" que sintió por lo ocurrido, que atribuye al intento de alguien a "callarle". "Es triste la situación", ha mantenido Ramiro, que ya ha recibido el apoyo de muchos de sus compañeros de profesión y de otros colectivos.