El PSOE-A ganaría las elecciones autonómicas si se celebrasen hoy con 6,3 puntos de ventaja sobre el PP-A, mientras que Podemos se situaría como tercera fuerza en Andalucía con el 15,2 por ciento de los votos. El partido de Susana Díaz quedaría lejos de la mayoría necesaria para gobernar en solitario. Según una encuesta elaborada por Sigma Dos y que publica 'El Mundo' este sábado, recogida por Europa Press, Ciudadanos (C's) también se estrenaría en el Parlamento andaluz, como cuarta fuerza política, con un apoyo del 11,4 por ciento, por delante de IULV-CA, que obtendría el 6,8 por ciento del sufragio. El contraste con la anterior encuesta conocida, difundida este viernes por la Cadena SER, es muy llamativo. El Barómetro de la cadena de Prisa ampliaba a 11,3 puntos la ventaja de los socialistas sobre los populares y disparaba la presencia de Podemos en la Cámara andaluza hasta un máximo de 25 diputados. Otro elemento novedoso de la encuesta de Sigma Dos es que otorga a Ciudadanos una segunda llave de la gobernabilidad, cuando hasta ahora la mayoría de las encuestas solo pronosticaban una llave y en manos de Podemos. Para los socialistas sería desde luego mucho mejor escenario el dibujado por el sondeo de El Mundo. Así, a tenor esta encuesta, basada en 1.800 entrevistas telefónicas asistidas por ordenador y realizadas entre el 9 y el 12 de marzo, el PSOE-A lograría el 33,1 por ciento de los votos y entre 41 y 44 escaños, lo que le dejaría lejos de la mayoría absoluta, que son 55 escaños, mientras que el PP-A alcanzaría el 26,8 por ciento de los sufragios y entre 32 y 36 representantes en la Cámara andaluza. De la misma manera, este sondeo sitúa a Podemos como tercera fuerza política en Andalucía y entraría por primera vez al Parlamento gracias al 15,2 por ciento de los votos y entre 16 y 18 escaños. Mientras, al partido de Albert Rivera estos resultados le supondría entre 11 y 12 escaños, y al de Antonio Maíllo, cuatro diputados, frente a los 12 actuales que logró IU en la pasada cita regional con las urnas, con los que entró en un gobierno de coalición con el PSOE-A de Susana Díaz. Con porcentajes inferiores, y sin representación parlamentaria, aparece UPyD con el 2 por ciento de los votos, a la par que el resto de porcentaje, un 4,7 por ciento, se repartiría entre el resto de partidos. Así las cosas, según la encuesta, el PSOE-A sufre un retroceso de 6,4 puntos respecto al nivel de apoyo logrado en los comicios del 25-M, en los que obtuvo el 39,5 por ciento de los votos. Mientras, el PP-A registra una caída del apoyo de 13,9 puntos, puesto que en la última cita regional con las urnas alcanzó el 40,7 por ciento de los sufragios. También la formación que lidera Antonio Maíllo en Andalucía sufre una caída del apoyo de 4,5 puntos, toda vez que en las últimas autonómicas obtuvo un 11,3 por ciento de los votos.