No es la primera vez que se plantea pero sí la primera que llega en un momento particularmente significativo de las tensiones territoriales con Cataluña. El grupo parlamentario de Ciudadanos (C's) ha registrado una proposición no de ley (PNL) en el Parlamento andaluz en la que propone incluir, con carácter opcional y con un número mínimo de estudiantes interesados, la posibilidad de estudiar las lenguas cooficiales del Estado --catalán, gallego y euskera-- en los centros educativos de Primaria, ESO y Bachiller de Andalucía. La iniciativa de Ciudadanos en Andalucía choca con su combatividad en Cataluña contra el modelo de inmersión lingüística, lo que le valió numerosos reproches no solo por parte de nacionalistas e independentistas, sino también por parte de partidos y organizaciones de izquierdas y del grueso de la comunidad educativa. La última vez que arreció este debate en Andalucía fue con nocivo de la campaña electoral para las generales de 2008. Entonces, hubo una propuesta incluida en el programa electoral del PSOE andaluz para que se enseñara el catalán, el euskera y el gallego en las escuelas de idiomas andaluzas, lo cual despertó encontradas reacciones entre partidarios y detractores. UN PRECEDENTE SOCIALISTA DE 2008 El presidente del PP, Mariano Rajoy, tildó de "ilógica" la medida ya que "lo sensato es conocer el castellano, la segunda lengua del mundo, y el inglés, que es la primera".  En un acto público en Algeciras principios de febrero de 2008, Rajoy estuvo acompañado del entonces presidente del PP andaluz y candidato a la Junta, Javier Arenas, que exigió a Chaves que retirara de su programa de gobierno la iniciativa "porque lo que está en riesgo es que, a través del castellano, tengamos los mismos derechos todos los españoles y también está en riesgo que muchos hijos y nietos de andaluces puedan estudiar en Cataluña en la lengua de la que se sienten orgullosos, que es el castellano". También el entonces candidato de IU a la Junta, Diego Valderas, consideró un "sarcasmo" la iniciativa de enseñar estos idiomas a los andaluces que pretendan acceder a un empleo en estas comunidades, lo que demuestra a su juicio la "asignatura pendiente" en 30 años de control socialista: la economía. El secretario de Organización del PSOE, José Blanco, defendió en cambio que la propuesta no pretendía "imponer" el estudio de las lenguas cooficiales españolas sino dar la oportunidad a quien quiera hacerlo, y afirmó que sería un "sinsentido" que se pudiera estudiar alemán en una escuela oficial de idiomas y no se pudiera hacer lo mismo con una lengua cooficial. Al apoyo del PSOE federal se sumaron partidos nacionalistas, entre ellos, CiU, ERC y BNG. LA PROPUESTA DE C'S En una nota de prensa, la formación naranja explica que la iniciativa también insta al Consejo de Gobierno a facilitar las lenguas cooficiales en todas las escuelas de idiomas, así como crear las cátedras de las distintas lenguas cooficiales en los departamentos de Filología de todas las universidades andaluzas. Así las cosas, el parlamentario de C's José Antonio Funes ha afirmado, tras registrar esta iniciativa, que su formación "siempre apostará por la igualdad y por tender puentes entre todos los españoles". A su juicio, "la posibilidad de estudiar estas lenguas es la mejor manera de aplicar lo que la propia Constitución indica, que es respetar y proteger la diversidad lingüística de nuestro país", al tiempo que ha incidido también en "los efectos positivos para la sociedad cuanto mayor sea su formación".