Las elecciones en ciernes, los nervios por la inestable e incluso débil situación de Ciudadanos en  las encuestas y la inestabilidad y fragilidad de un Ayuntamiento que como el malagueño de Mijas (5 concejales de gobierno frente a 20 en la oposición) sufre, ha hecho que el alcalde, Juan Carlos Maldonado, de la localidad costasoleña (ex militante socialista que perdió las primarias y al mes de la derrota se afilió al partido de Albert Rivera) haya organizado un importante acto institucional de celebración del Día de Andalucía.

Mezcla de acto institucional con acto de partido

El equipo de Gobierno de Mijas ha organizado un gran  acto oficial de conmemoración del Día de Andalucía en un enclave abierto situado a 8 kilómetros de las Casas Consistoriales, el Parque Andalucía. Ello no sería nada extraño si no fuera porque dicho evento (con izado de bandera y discurso protocolario y oficial del alcalde) finaliza a las 12,45 y “casualmente” a continuación, en el mismo lugar, a las 13, 00 la formación naranja ha programado una paella “ciudadana”.

Esa coincidencia en hora y enclave está empezando a ser criticado muy duramente por la oposición y muy en especial por los socialistas que censuran el intento de “politización” de un acto tan integrador como debe de ser el Día de Andalucía, se trata de “un aprovechamiento de carácter partidista del acto oficial por un equipo de Gobierno “cuatro más uno” que maneja el Ayuntamiento “como si fuese su cortijo”.

 Sin duda, y con el calendario electoral de abril y mayo que acecha a Ciudadanos, estaríamos ante un intento de politización de un acto importante que debería ser de todos los vecinos y de todas las formaciones. Se usa el 28 F en Mjas no para exaltar una gran fecha y potenciar el orgullo identitario y el ser andaluz, sino para hacer una burda y populista campaña electoral (“Cs Mijas te invita a un plato de paella y una cerveza ¡Te esperamos!”), reza la invitación del partido naranja.

Chiringuito naranja de paella y cañas

Se utiliza la convocatoria institucional promovida de forma oficial para reunir a los vecinos y vecinas y de ahí a la paella popular del partido naranja. Todo señala a que el alcalde pretende provocar que la asistencia de invitados al primer acto le llene” el chiringuito de paella y cerveza montado al lado.

Un acto institucional para publicitar, lucirse el alcalde con su discurso con medios y recursos del Ayuntamiento como preámbulo hacia una hora propicia para “abrir boca” y lanzarse famélicamente al panem et circenses naranja en un 2 x 1 gratis total que previamente (discurso y música) paga el ayuntamiento. Lo más grave si cabe es que este acto oficial de celebración del Día de Andalucía trufado con acto sectariamente partidario, no tiene antecedentes en la historia democrática de Mijas

“Vamos a la paella del Ayuntamiento”

Fuentes socialistas de Mijas han indicado a este medio que no se trata de la primera actuación de este tipo en la que esta no sería la primera vez que Ciudadanos usa el Ayuntamiento para un uso partidista. En ese sentido subrayan que distintos vecinos se han quejado de que tras el intento de concretar una cita con el alcalde, Juan Carlos Maldonado, se les ha citado para dicha entrevista con el regidor en una charla de partido o en un paseo con el alcalde, aplazando la reunión con el alcalde a varios meses. Como hoy, se trata de una triquiñuela “para garantizarse la presencia de más vecinos en sus actos de partido”. Quieren conocer los permisos con los que cuentan y sospechan que “se los han dado a sí mismos”. Como ejemplo de la confusión creada señalan como algunos vecinos les han comentado que su intención en el Día de Andalucía es ir a la “paella del Ayuntamiento”.

Los socialistas tras conocer ayer la convocatoria de este acto institucional coexistente con el partidista solicitaron su anulación  o en su defecto el cambio de su ubicación “a cualquiera de los 149 kilómetros cuadrados del término municipal”, como muestra de respeto al día en que todos los vecinos y vecinas celebran el Día de Andalucía.