En una entrevista en Canal Sur Televisión con motivo de la publicación de su libro '¿Quién ha dicho que vivir sea fácil?, Chamizo ha señalado que en estos tiempos "la esperanza más allá de la fe se mantiene con sentido del humor", porque "el humor es un mecanismo de defensa ante la adversidad y hay que utilizarlo de manera inteligente, respetando todos los dramas que hay a nuestro alrededor". "Tenemos dos alternativas, la esperanza o la depresión, y esta última solo sirve para aumentar los beneficios de los mercados y conduce al inmovilismo, mientras que la esperanza te permite seguir caminando".

Los partidos políticos tienen varios problemas
El Defensor del Pueblo Andaluz en funciones, José Chamizo, ha señalado que los partidos políticos "tienen varios problemas, uno de ellos la propia estructura partidaria", ya que su estructura "acaba con las grandes iniciativas que los propios partidos puedan tener", toda vez que insta a las formaciones políticas "a hacer las cosas de otra manera", porque el modelo actual "no responde a lo que la gente quiere". "La sociedad se está yendo y esto es triste en un sistema democrático", destaca.

Sobre Benedicto XVI "un gesto "que le honra"
Sobre la dimisión de Benedicto XVI, Chamizo ha señalado que lo sucedido "es un hito histórico que una Papa conservador se vaya con presión de los conservadores", es un gesto "que le honra y es lo más inteligente que ha podido hacer". En este sentido, y sobre quien podría sustituirle, Chamizo afirma que "hay dos teorías, un italiano que conozca bien la Curia o un latinoamericano, porque toda la fuerza ahora mismo a nivel universal procede de allí".

La jerarquía de la Iglesia no acaba de intentar paliar el drama social
Al hilo de lo anterior, Chamizo ha calificado de "muy triste y lamentable" que en la evolución de la Iglesia las bases hayan ido por un lado y la jerarquía por otro, un asunto que señala en su libro. "Hoy cuando se habla de Iglesia poco menos y dicen que la institución no está haciendo nada con la crisis, cuando en la mayoría de las iniciativas sociales hay cristianos comprometidos", pero "tienen razón al mismo tiempo, porque la jerarquía no acaba de estar en este mensaje y es lamentable cuando las bases están intentando paliar el drama social que existe".

Los partidos no responden a lo que la gente quiere
Cuestionado sobre si se puede establecer un paralelismo con lo ocurre en los partidos políticos, Chamizo ha respondido que los partidos "tienen varios problemas, uno de ellos la propia estructura partidaria". Así, asegura que la estructura de los partidos "acaba con las grandes iniciativas que los mismos puedan tener", toda vez que señala que se trata de "un modelo un poco cansino", que "se tienen que replantear, porque no responde a lo que la gente quiere".

Hay que hacer las cosas de otra manera
En este sentido, Chamizo niega que "le hayan vuelto a tirar de las orejas" desde que instara a los partidos "a dejar de lado la pelea política", porque "yo estoy en otro mundo y en otros problemas". "No me gusta que nadie se moleste pero en lo que yo estoy hay muchos dramas y auténticas tragedias cotidianas, y te distancias mucho de otras cuestiones, aunque respetas otras opiniones", pero "aquí hay que hacer las cosas de otra manera" porque la sociedad "se está yendo" y esto "es triste en un sistema democrático".

Ley de Dependencia
Además, continúa, "hay elementos que están distorsionando mucho, como la Ley de Dependencia; la gente se había hecho mucha ilusión con esta ley, incluso gente que dejó sus trabajos para dedicarse a sus padres porque había una prestación, muchas mujeres, y hoy ven que esto no llega y que nadie resuelve sus problemas".

"Lo peor está sucediendo en gente que era de clase media"
"Hay gente que se acerca a la Oficina del Defensor con soluciones muy difíciles", admite Chamizo, que añade que "lo peor que está sucediendo es cuando tú eras de clase media y empiezas a bajar los peldaños que llevan a la exclusión social". Además, "con un agravante, que no tienen ni siquiera habilidades para pedir ayuda, no saben ni dónde ir y donde pueden ir les da vergüenza", de modo que "nos encontramos con esta nueva tragedia", que "está acabando con la vida de muchas personas que no son capaces de abordar lo que les está pasando".

Desahucios y tema de las corralas
Asimismo, Chamizo ha hablado de los desahucios y del tema de las corralas, de las que ha dicho que "su sensación es que es una alternativa que la gente ha buscado ante una emergencia personal, social y colectiva", y reconoce que "ni le gusta ni le disgusta, pero que no hay más soluciones". "Cuando tú ves multitud de edificios vacíos y tienes que vivir en la calle, lo inmediato es ocuparlos; otra cosa es que esa sea la solución definitiva, que pasa por una buena política de vivienda en régimen de alquiler", señala Chamizo, que insta a las administraciones "a estimular la vivienda de alquiler".

Ni somos el Ejecutivo ni somos jueces, estamos en medio
Por otra parte, cuestionado sobre si cree que "todo el mundo lo quiere" al frente de la Defensoría, Chamizo ha bromeado diciendo que lo de que "no quieren lo dicen por decirlo, en el fondo sí quieren". Además, y acerca de un mayor poder ejecutivo del Defensor, Chamizo ha recordado que "se ha hecho una propuesta de un cambio en la Ley, que no acaba de llegar, y en el que solo pedía que se incorporar lo que viene en el Estatuto, que el Defensor es el garante de los derechos sociales". Así, reconoce que instituciones como el Defensor "tienen una dificultad, porque ni somos el Ejecutivo ni somos jueces, estamos en medio".

Yo no quiero poder sino utilidad
No obstante, cree que "determinadas resoluciones deberían ser más vinculantes", sobre todo "cuando hay preceptos legales incumplidos que no tenga yo que recurrir a la Fiscalía, y eso se puede hacer en un cambio legal, porque yo no quiero poder sino utilidad". "Las administraciones siempre responden, otra cosa es que acepten la resolución que planteas", añade.

Somos especialistas en liarla
Igualmente, y preguntado sobre si es necesario la rebelión intelectual y en la calle, Chamizo ha señalado que "como esto persista mucho en el tiempo, estamos confiados en que no va a pasar nada, pero en Andalucía somos especialista en liarla de momento, sin saber a veces incluso por qué o habiendo una razón que no es". "Sobre todo rebelión ante los mercaderes; hay un grupo de sádicos en la Unión Europea que disfrutan diciendo que tengan menos derechos, y esto después pasa a las políticas nacionales, y esto es lo que hay que cortar". "Muchas veces los partidos políticos entran en conflicto por distintos modelos, pero la economía nos la controlan desde fuera y la rebelión tiene que ir para allá".

Más protagonismo y consideración dentro de la Iglesia
Por último, y volviendo al tema de la Iglesia, el Defensor apuesta por que los "fieles pudieran elegir la jerarquía católica y se escuchara a las comunidades antes de elegir", toda vez que ve un "escándalo" que mujer dentro de la iglesia "no tenga un papel más protagonista". "Este es uno de lo retos que tiene el papado que venga; no solo de mujeres creyentes, sino de la multitud de monjas que hoy están cambiando el ritmo en barrios, con lectivos muy difíciles, y están dinamizando la justicia social". Por tanto, "tienen que tener más protagonismo y consideración dentro de la Iglesia".