El sindicato CCOO en Andalucía ha querido valorar "con cautela" los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) conocidos este jueves, que muestran que el paro ha descendido en 83.600 personas en el cuarto trimestre de 2015 en relación con el trimestre anterior y ha bajado en Andalucía en 197.400 personas durante todo el pasado año, ya que ha subrayado el "paro estructural" que se da en la comunidad, que es "muy grave", y ha reclamado a los políticos "cambios y pronto". Así lo han puesto de manifiesto, en rueda de prensa en Sevilla, el secretario general de CCOO-A, Francisco Carbonero, y la responsable de Institucional y Empleo de dicho sindicato, Nuria López, quien ha abogado por ser "respetuosos y cuidadosos" a la hora de valorar los datos conocidos y no comentarlos "tan alegremente" como, a su juicio, lo están haciendo "algunas instituciones y gobiernos", porque "detrás de esas cifras hay trabajadores en paro que lo están pasando mal y viviendo situaciones insostenibles". En concreto, se ha referido al "1,1 millón de personas en la comunidad que quieren trabajar y no pueden", los "más de 700.000" parados de larga duración en Andalucía, y los aproximadamente "600.000 que no tienen ningún tipo de prestación económica". Igualmente, se ha referido a la tasa de paro juvenil de Andalucía, de "más de un 55 por ciento", y a las mujeres que "por la reforma laboral se han visto desplazadas del mercado" de trabajo; en concreto, "más de 80.000 en Andalucía desde 2010", según ha apuntado. López ha incidido en que el empleo que se crea es "escaso, se produce en un entorno hostil y con muy escasa calidad", y ha alertado de la "excesiva" tasa de temporalidad que presenta la comunidad, así como se ha referido al "descuadre" que aprecia entre los 197.000 parados menos que registra la comunidad frente a las "77.000 nuevas altas" que se han registrado, un "descuadre" que atribuye al "abuso indiscriminado de la contratación temporal, especialmente de la contratación a tiempo parcial". Así las cosas, ha aseverado que no se verá la "recuperación" económica "hasta que las casas, las familias y los trabajadores no puedan tocarla y encontrar un empleo de calidad", y ha concluido señalando que el saldo con el que finaliza 2015 "no es para tirar cohetes ni lanzar las campanas al vuelo" en Andalucía, sino "para trabajar por las personas que lo pasan mal". "NO SE LLEVA UN BUEN CAMINO" Por su parte, el líder de CCOO-A, Francisco Carbonero, ha apuntado que "siempre es positivo que alguien encuentre empleo aunque solo sea por un día", pero ha advertido de que no se lleva "un buen camino" en este terreno y Andalucía cuenta con "un paro estructural muy grave". Al hilo, ha indicado que "las políticas que emanan de España no contribuyen a cambiar y posibilitar las estructuras de la economía andaluza", y ha destacado que "un tercio de las personas que tienen empleo en Andalucía cobran anualmente menos del Salario Mínimo Interprofesional". También ha citado datos del Banco de España que reflejan un aumento del consumo para contraponerlo con el descenso "del diez por ciento" de las "rentas salariales en Andalucía desde 2011 a 2014", lo que, en su opinión, conlleva que los pensionistas o los trabajadores por cuenta ajena no reúnan las condiciones para ser quienes incrementen ese consumo. Carbonero ha criticado la reforma laboral, que "tenía como objetivo abaratar el coste del trabajo", lo que "repercute de forma inmediata en la calidad de vida de la gente y las condiciones de vida y trabajo de millones de personas", así como "pone en riesgo las políticas y los ingresos públicos, y sobre todo el sistema público de pensiones". LLAMAMIENTO A LOS PARTIDOS DE IZQUIERDA En ese punto, se ha referido a las elecciones generales del 20 de diciembre, en las que los ciudadanos decidieron "rechazar mayoritariamente" las políticas que había aplicado el Gobierno de Rajoy, de modo que "el PP perdió 63 escaños" respecto a los comicios de 2011 "por su nefasta política en relación a las personas". "Se necesitan cambios y pronto", ha aseverado en ese sentido Carbonero, que ha instado "a los partidos de la izquierda" a que "dejen los tacticismos y se pongan a pensar en aquello que ha votado la gente, que ha rechazado las políticas que se han ido aplicando". "Si la irresponsabilidad o dejadez de los partidos de la izquierda permiten que la derecha siga gobernando con la aplicación de las mismas políticas neoliberales, esto va a ir ahondando cada día más en las desigualdades y la brecha social", ha advertido el líder de CCOO-A, que ha abogado por "derogar la reforma laboral" y "buscar cauces que impidan abaratar tanto el precio del trabajo", así como emprender un "combate férreo contra la economía sumergida y el fraude fiscal, que es atroz" y que permite que "Andalucía pueda sobrevivir con más del 50 por ciento de personas paradas". Carbonero ha subrayado que "el empleo generado en Andalucía no ha sido en la construcción, que no se mueve", y además "la industria pierde empleo y actividad", y ha reclamado "un gran acuerdo en Andalucía para demandar al Gobierno de España inversiones". Igualmente, ha considerado necesario que a la hora de pactar la gobernabilidad de España se pongan sobre la mesa cuestiones como el SMI, la necesidad de "revitalizar" el Pacto de Toledo y "eliminar cosas muy importantes que tienen un sesgo ideológico" del PP, como la conocida 'Ley Mordaza' y "el artículo 315.3 del Código Penal, que criminaliza a quienes hacen huelga", al tiempo que ha llamado a promover "un gran acuerdo sobre educación e inversión en I+D". Son, según ha añadido, cuestiones "pendientes e imprescindibles que no cuestan tanto", por lo que "los partidos de la izquierda deben remangarse y dejar los tacticismos políticos", según ha insistido. POLÍTICAS ACTIVAS DE EMPLEO Carbonero también se ha dirigido al Gobierno andaluz para que ponga en marcha las políticas activas de empleo, porque "es una vergüenza que llevemos cuatro años sin esas políticas con las tasas de paro" que sufre la comunidad. "Si ha habido fraude en la formación, que la justicia actúe, que se busquen las responsabilidades políticas", pero que además no se permita que "los parados en Andalucía pierdan la oportunidad de formarse". Al hilo, ha dedicado palabras para los intérpretes de lengua de signos que trabajan para Canal Sur, que llevan "casi 100 días en huelga y no les echan en cuenta en el Gobierno andaluz", así como esos intérpretes que trabajan en otros sectores como la educación, o los empleados de servicios "tan importantes para la seguridad de las personas" como el 061 o el 112, que "están siempre en la subcontratación de las empresas", compañías que "están atornillando para obtener más beneficios".