Los sindicatos CCOO y UGT y la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) han coincidido en reclamar este viernes la creación "cuanto antes" de un gobierno andaluz "estable y sólido" que aleje la incertidumbre y se centre en la generación de empleo y en la generación de oportunidades para el tejido productivo andaluz. Así lo han señalado tras mantener reuniones por separado en el Palacio de San Telmo con la presidenta en funciones de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, después de la ronda de contactos de este jueves con los partidos políticos que han obtenido representación en el arco parlamentario tras las elecciones del pasado domingo. En este sentido, el secretario general de CCOO-A, Francisco Carbonero, ha señalado que "Andalucía no puede estar con la incertidumbre de cuándo se va a formar gobierno", por lo que ha pedido a los partidos políticos que "acepten los resultados" de las últimas elecciones. De esta manera, ha apuntado que "Andalucía necesita un gobierno que gobierne con urgencia porque la situación de los andaluces no puede estar mucho más tiempo en incertidumbre". "Lo mejor que le podía pasar a Andalucía" era la convocatoria de unas elecciones para que "en un hipotético crecimiento económico en lo macro se contara con un gobierno recién legitimado capaz de buscar sinergias paras crear empleo", por lo que ha instado a los partidos a tener "por encima de todo" los intereses de los andaluces. Entre las medidas concretas que ha detallado a la presidenta en funciones, Carbonero ha destacado como "prioritario" un modelo de financiación distinto porque "no es posible reactivar la economía y crear empleo con el sistema actual". También ha pedido la reestructuración de las consejerías económicas porque "una la de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo tan amplia no ha ganado en eficacia". También ha demandado que las ayudas, incentivos y subvenciones que se otorguen conlleven un retorno social y la lucha contra la economía sumergida y el fraude fiscal, a la par que se mejora la gestión y financiación de los planes y programas de empleo de la Junta. Por su parte, la secretaria de Organización de UGT-A, María del Mar Serrano, ha exigido "gobernabilidad" en Andalucía para poder "trabajar desde el minuto uno" en la creación de empleo, para lo que han reclamado un plan "integral y de choque". "Necesitamos que haya una investidura y un gobierno con quien dialogar y poder colaborar", ha subrayado al tiempo que ha asegurado que, ante unas posibles nuevas elecciones, "los andaluces no están para perder el tiempo en esas cosas". "Si el tiempo ha cambiado y se ha dejado paso al diálogo, las fuerzas políticas están obligadas por los resultados de las elecciones a llegar a un acuerdo de investidura", ha apuntado antes de situar el empleo como "prioridad". A su juicio, "no se pueden hacer planes parciales porque tan importante es el sector de los jóvenes como el de mayores de 45 años", por lo que ha instado a tratar este problema de manera "profunda y conjunta". Además, entre las medidas que ha reclamado a Susana Díaz, ha señalado un conjunto de dudas contra la siniestralidad laboral, porque "las cifras se han multiplicado por dos" desde antes del inicio de la crisis. Por último, el presidente de la CEA, Javier González de Lara, ha reclamado un gobierno "sólido cuanto antes", que asume los problemas de los andaluces, porque "los ciudadanos no entenderían otras elecciones en un año de por sí con tantos comicios", que "suponen una parálisis en la gestión administrativa y un freno a las iniciativas que no se pueden perder". "Pedimos estabilidad, un gobierno sólido, que tenga los criterios claros y con una hoja ruta decidida y bien marcada", ha subrayado González de Lara, quien ha calificado el encuentro con presidenta en funciones de la Junta como "muy cordial". Asimismo, ha mostrado su "preocupación" por que no se conforme gobierno con "cierta celeridad". Asimismo, ha instado al nuevo gobierno a que apueste por el tejido productivo, al tiempo que la prioridad sea reducir el empleo y crear oportunidades. En este punto, ha advertido del "paso al frente" que deben dar los empresarios para una recuperación económica.