El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, ha dicho hoy que el sindicato no cometió ilegalidad en los 'ERE's' andaluces pero sí ha señalado que la investigación interna constata "desorden" en la facturación de las pólizas e "indicios, en algunos casos, de comportamientos reprobables".

Las pólizas de seguros se harán directamente con las empresas
En rueda de prensa, Toxo, que ha desgranado el informe elaborado por la comisión de investigación interna sobre la intervención sindical en los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) de Andalucía, ha reconocido "desorden" en la facturación - que no cobro de comisiones- y ha asegurado que, a partir de ahora, la facturación de las pólizas de seguros ya no se hará a través de entidades mediadoras sino directamente a las empresas.

"Chapuza administrativa"
Por su parte, el secretario de CCOO en Andalucía, Francisco Carbonero, que también ha comparecido en la rueda de prensa, ha responsabilizado de la "la chapuza administrativa" a la autoridad laboral de Andalucía y ha subrayado que esa "chapuza" ha hecho que aparezcan "intrusos que no lo son o pólizas que tenían que estar en un sitio y han estado en otro, aunque el sindicato no ha participado de ello". También ha insistido en que el sindicato "en ningún caso ha hecho acuerdo alguno con el Gobierno andaluz para ver cómo se aportaban las ayudas sociolaborales, ni las federaciones que negociaban los 'ERE' iban corriendo detrás de las aseguradoras, como se dice".

Cinco sí y cinco no
Por su parte, Toxo ha avanzado que de los diez imputados, hasta el momento, vinculados a CCOO, se ha convenido que "cinco de ellos merecen la protección jurídica por parte del sindicato" mientras que de los otros cinco "algunos no pertenecen a la organización y dos están inmersos en un proceso sancionador por parte del sindicato". El informe de la Comisión rechaza que CCOO haya participado en la trama de los 'ERE's' o que alguno de los imputados "haya metido la mano" pero sí confirma "desorden" en la facturación y "deficiencias en la instrucción" de la juez Alaya aunque no han estimado ningún tipo de actuación. En ese marco, ha dicho que "no es entendible" que se haya tardado tanto tiempo para pedir los datos a la Agencia Tributaria.

"No ha habido indicios de enriquecimiento personal"
Toxo ha insistido en que no es adecuado facturar a la consultora y ha reconocido que "la facturación debería haberse hecho en todos los casos a las empresas. No obstante, Toxo ha resaltado que "no ha habido indicios de enriquecimiento personal de las personas imputadas pero si lo hubiese -dado que el informe es abierto y está sujeto a cualquier tipo de corrección- el sindicato tomaría las decisiones que correspondan". "Si existe o hay indicios de que hay una trama vinculada a los ERE, CCOO no ha formado parte, ni forma, ni formará parte de esa trama" ha reiterado el líder sindical al tiempo que ha reconocido que la facturación y sus cauces son "manifiestamente mejorables".

Financiación pública de los sindicatos
En este marco, Toxo ha revelado que la Comisión recomienda que, en un futuro, no se financien costes de actuación en un ERE con cargo a los fondos públicos. "Creemos que es legal -ha dicho- pero el sindicato no debe emitir ninguna factura cuando un ERE esté soportado por recursos públicos". Además, Toxo ha planteado que el Parlamento debata de forma urgente si tienen cabida la financiación pública de los sindicatos y las organizaciones empresariales a través de los presupuestos generales del Estado. "Creemos que sí -ha opinado- pero la sociedad tendrá que decidirlo y acabar de una vez con esa discusión".