El secretario general de CCOO-Andalucía, Francisco Carbonero, ha previsto este lunes que la reforma laboral provocará un "estallido social" de graves e impredecibles consecuencias, ya que el texto aprobado por el Gobierno del PP va más allá, incluso, del "paternalismo de la Dictadura" de Franco.

"La gente tiene mucho miedo"
En rueda de prensa en Córdoba, Carbonero ha subrayado que "la gente tiene mucho miedo" ante una reforma que no servirá para crear empleo, sino para precarizar el ya existente y para recortar de golpe derechos laborales logrados a lo largo de décadas, retrocediendo hasta tiempos, no ya del inicio de la democracia, sino "hasta antes del Estatuto de los Trabajadores", de hecho, "es que ni el paternalismo de la dictadura había llegado tan lejos".

"La sumisión del país a los mercados y al neoliberalismo"
Eso y el hecho de que "los cambios" en todos los ámbitos que está aplicando el Gobierno de Mariano Rajoy "son para peor", que la reforma laboral es solo un ejemplo más de "la sumisión del país a los mercados y al neoliberalismo" y que la "tan traída y lleva austeridad no afecta a los más ricos, como lo demuestra que el negocio del lujo ha aumentado un 25%", son los mimbres, según Carbonero, para que en España se produzca el citado "estallido social", ante la "desigualdad creciente" que están creando todas las medidas que supuestamente deberían ayudar a crear empleo y reforzar la economía del país.

"Un despropósito absoluto"
Al contrario, la nueva reforma laboral "es un despropósito absoluto, que no sirve para crear empleo", pero que sí conlleva "una pérdida tremenda de derechos" para los trabajadores, que, en la práctica, "solo tendrán la indemnización de 20 días por año trabajado con un máximo de 12 mensualidades", y ello sin poder ampararse en convenios colectivos de rango superior, al arbitrio de que el empresario decida unilateralmente modificarle la jornada laboral o bajarle el sueldo y aplicando un ERE sin control previo de la Administración, mientras que "los parados, como mucho, podrán aspirar a sustituir a otro trabajador y hacerlo en la más absoluta precariedad", porque, además, "se echa al que barre la calle y ahora se puede obligar a quien esté cobrando el paro a que barra", pero sin contrato ni sueldo.

"Situación de"precariedad e indefensión"
En definitiva, la situación de "precaridad e indefensión" en la que quedan trabajadores y desempleados es tal que habrá "un incremento tremendo de la conflictividad social" y, desde luego, España está "en el camino" que lleva Grecia, en este sentido, ya que los sindicatos no confían en que "la reforma laboral cambie en la tramitación parlamenteria", aunque eso es lo que van a intentar forzar, con las movilizaciones ya anunciadas para este próximo domingo y también para el próximo 29 de febrero.