Los peritos que participan en la vista del juicio de los ERE ya no son niños pero en ocasiones lo parece. O al menos se lo parece al presidente del tribunal, Juan Antonio Calle Peña, que en la sesión de hoy ha hecho una advertencia directa a los testigos: basta de usar el móvil durante la vista.

El hecho de que los peritos estén continuamente consultando la pantalla de su teléfonos, aunque sin hablar por los aparatos, ha incomodado al tribunal, que entiende que entiende que esa conducta empaña la imagen del juicio.

El presidente les ha reclamado que "no hagan uso inadecuado del móvil durante la prueba", a lo cual replicaba uno de los peritos justificándose en que la red wifi de la Sala da bastantes problemas y en ocasiones no puede consultar documentos en la tableta o en el ordenador, por lo cual se ve obligado a buscar esta documentación en su terminal telefónica.

A ello contestaba el magistrado que la solución es que los aludidos se descarguen en un archivo o un disco duro todos los documentos que necesiten, de forma que se garanticen el acceso a ellos sin necesidad de conectarse a la red.

Lo cierto es que ni la cobertura de internet ni el sistema eléctrico de la Sala son precisamente ejemplares. Ayer hubo que interrumpir la sesión por un fallo en el sistema eléctrico, por lo que el tribunal también ha pedido a los abogados de la acusación y la defensa que “hagan un uso responsable de los enchufes”.