Diego Cañamero arroja la toalla. El cabeza de lista de Podemos en la localidad sevillana de El Coronil, donde ya fue alcalde, ha decidido renunciar a su acta de concejal después de que el pasado 26 de mayo el PSOE recuperara la Alcaldía al lograr seis de los 11 concejales, frente a los cinco logrados por la lista del exdiputado y líder jornalero.

La formación morada justificaba la renuncia apelando a las "rarísimas ocasiones" en que los políticos actuales suelen asumir sus responsabilidades: "Nuestro candidato Diego Cañamero, que en el ocaso de su carrera política generosamente se ofreció a entregarnos quizás inmerecidamente el regalo de su experiencia, sus contactos y su preciado tiempo, ha decidido con el respaldo de la organización dar un paso atrás y renunciar al acta de concejal".

En el comunicado oficial, a Podemos le cuesta, sin embargo, hacer autocrítica. Pese a reconocer que el resultado ha sido "muy malo", a continuación reprocha a los electores que no hayan considerado la "experiencia y trayectoria" de Cañamero y hayan "premiado a quienes precisamente nos arruinaron". Por desgracia, concluyen, tras los resultados del 26-M, "en este pueblo se vislumbra algo menos de ideología de izquierdas y del bien común y se decanta más por expectativas infundadas y favoritismos personales".

Según la prensa local, la Junta Electoral de Zona (JEZ) anuló un voto a Podemos tras constatar que una hermana de Diego Cañamero había votado dos veces.