El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, ha recibido en San Telmo el Informe Anual que elabora la Cámara de Cuentas de Andalucía y que fiscaliza la situación económico-financiera del Gobierno andaluz cada año. El documento, que analiza pormenorizadamente las cuentas de 2010, ha sido entregado por el presidente de este organismo, Antonio López Hernández, que ha acudido junto a sus consejeros.

Datos provisionales
Aunque los datos del informe son provisionales, puesto que la Junta tiene aún un mes de plazo para presentar alegaciones, López Hernández ha adelantado los principales datos. Así, destaca el que corrobora que Andalucía, pese a los estragos de la crisis, sigue presentando un nivel de endeudamiento público, cifrado en 11.891 millones de euros, por debajo del endeudamiento medio de las comunidades autónomas.

Coincidencia con la Junta
En este sentido, viene a coincidir con lo manifestado por Griñán, quien ha subrayado en varias ocasiones que el endeudamiento actual andaluz es de 1.713 euros por habitante, casi la mitad que el del conjunto de las autonomías, que alcanza los 3.192,3 euros por habitante. Y ha fundamentado esa mejor situación en una gestión austera no sólo en los tiempos de crisis, sino también en los de bonanza. Esto mismo ha brindado al Gobierno andaluz un mayor margen de maniobra a la hora de plantear los Presupuestos para 2012.

Ahorro bruto mejora también
Otro indicador destacado en el Informe de la Cámara de Cuentas de 2010 es el ahorro bruto (la diferencia entre los ingresos y los gastos corrientes), que sigue arrojando un saldo positivo. En este caso, es de 260 millones de euros, menor al que arrojó 2009 pero lo suficientemente relevante como para acreditar, también desde este parámetro clave, que la situación financiera del Gobierno andaluz sigue siendo positiva.