El equipo de Gobierno del PP en el Ayuntamiento de Jaén ha vuelto a dejar patente “su absoluta falta de respeto por las instituciones públicas” y las “cada vez más recurrentes tendencias cesaristas” de su alcalde.

Patada al protocolo
En una patada al más elemental protocolo, se ha arrinconado a los cargos públicos socialistas al extremo del palco, en cuyo centro se situaba Fernández de Moya. Entre el alcalde y el subdelegado del Gobierno, se sucedían militares, jueces, concejales del PP e incluso el director de Onda Jaén, “en una nueva evidencia de que el PP piensa que el Ayuntamiento es su cortijo y que puede utilizar las instituciones a su antojo”.

Desprecio a las instituciones
Ante esta agresión y este desprecio a cargos institucionales, han abandonado el acto el subdelegado del Gobierno, Fernando Calahorro, los delegados de Obras Públicas, Educación e Innovación, Rafael Valdivielso, Angustias Rodríguez y Manuel Gabriel Pérez, respectivamente; el diputado provincial Cristóbal Relaño y la concejal socialista Matilde Cruz.

Comunicación al Gobierno
El subdelegado ya ha comunicado la incidencia al delegado del Gobierno en Andalucía y remitirá igualmente un escrito al Ministerio de Defensa para hacer constar lo ocurrido.

Prepotencia
El PSOE de Jaén condena esta prepotencia del PP, que le lleva a violentar las más elementales normas de protocolo y de cortesía institucional, arrinconando al subdelegado del Gobierno únicamente por pertenecer al PSOE y a pesar de la importante participación en el acto del Ministerio de Defensa.

Utilización de las instituciones
“Lo que ha ocurrido hoy es un increíble gesto de deslealtad por parte de un alcalde al que sólo le interesan las instituciones como armas arrojadizas al servicio de su partido. El Ayuntamiento de Jaén y los vecinos de la capital no se merecen a estos dirigentes con tan poca altura de miras y con tanta desvergüenza política. Si le queda un mínimo de dignidad, el señor Fernández de Moya debería pedir disculpas públicamente”, concluye el PSOE de Jaén.