Unos 81.000 estudiantes españoles se encuentran buscando empleo actualmente, lo que supone un 28 por ciento más que en 2014 y la cifra más alta desde 2008, tras crecer durante los últimos tres años, según un estudio de Randstad, que indica que entre 2008 y 2015 se ha duplicado el número de estudiantes que demandan trabajo. Andalucía se encuentra por encima de la media nacional (28%), con un incremento de un 70 por ciento. El estudio de Randstad concluye también que dos de cada cinco estudiantes desempleados (el 40,8%) lleva menos de seis meses buscando un puesto de trabajo. En concreto, 33.272 estudiantes se encuentran en esta situación, un 13,4 por ciento más que en mayo de 2014. Por su parte, el 23 por ciento de los profesionales de este colectivo demanda un empleo desde hace más de seis meses y menos de un año, mientras que el 37 por ciento restante lleva más de un año en esta situación. Randstad también analiza el tiempo como demandantes de empleo de los estudiantes por sexo. En este sentido, el 43 por ciento de los hombres de este colectivo lleva menos de seis meses buscando trabajo, un porcentaje que en mujeres se sitúa en el 39 por ciento. Además, Andalucía, Extremadura y Castilla-La Mancha se encuentran por encima de la media nacional, con un aumento del 70 por ciento, un 55 por ciento y un 29 por ciento, respectivamente. Por debajo del aumento en la media nacional, que se sitúa en el 28 por ciento, se encuentran Comunidad Valenciana (24%), Aragón (13%), Euskadi (8%), Navarra (6%) y Galicia (5%). Cataluña, Murcia, Castilla y León, Baleares y Cantabria son las regiones que han registrado un mayor descenso. Estas comunidades han mostrado una reducción del número de estudiantes inscritos como demandantes de empleo de dos dígitos, entre el 16 y el 19 por ciento. Madrid, Asturias y La Rioja han reducido también el número de estudiantes que demandan empleo pero en menor medida, con caídas de entre el 4 y el 8 por ciento.