¿Asfalto en pleno corazón de una de las joyas naturales de Andalucía? La respuesta es sí. ¿Y es legal? Los ecologistas piensan que no lo es, pero es la Junta de Andalucía quien debe responder. Verdemar-Ecologistas en Acción ha advertido de posibles "ilegalidades" en las obras promovidas por la Junta de Andalucía para la mejora de la antigua CA-221 --que unía las localidades gaditanas de Los Barrios y Facinas-- para convertirlo en una vía cicloturista y un camino forestal que atraviesa el Parque Natural de Los Alcornocales. Según los ecologistas, se incurre en "un claro incumplimiento de la normativa" del Parque, que, entre otras cuestiones, "no permite el asfaltado de sus caminos". Por este motivo, ha presentado ante la Delegación Territorial de la Consejería de Medio Ambiente y ante la Oficina del Parque Natural de Los Alcornocales una denuncia, a la que ha tenido acceso Europa Press, en la que recoge que se ha procedido a la adecuación de un tramo de 18 kilómetros del camino forestal Los Barrios-Facinas, que se encuentra "prácticamente en su totalidad" en el interior del Parque Natural "sin el informe favorable del mismo", puesto que "no se ha llevado a la Comisión de Infraestructuras correspondiente para que la Junta Rectora lo valore". En su escrito, Verdemar argumenta que "incumple" el vigente Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del Parque Natural, que en apartado de adecuaciones de la red viaria señala que "las actuaciones de mejora en la red de caminos del Parque Natural deberán realizarse preferentemente los trazados actuales y evitándose, en cualquier caso, el menoscabo de los valores naturales existentes". Igualmente, especifica que "únicamente se podrán autorizar hormigonados de la base en tramos de fuerte inclinación en los que se manifiesten problemas de erosión y de seguridad vial. En cualquier caso, los hormigonados deberán ser empedrados o imitar el aspecto o tonalidad del firme natural". Ante todo ello, el colectivo ecologista señala que "no sólo se incumple el procedimiento, sino también la normativa propia del parque", puesto que "expone claramente que sólo se autorizarán hormigonados que imiten el firme natural, no se permite el alquitranado y, en cualquier caso, debería al menos procurar la mimetización con el entorno", cosa que, según ha resaltado, "aquí ni se ha intentado". En declaraciones a Europa Press, el portavoz de Verdemar-Ecologistas en Acción en el Campo de Gibraltar, Antonio Muñoz, ha añadido que la actuación afecta a "espacios emblemáticos que cuentan con el mayor grado de protección" dentro del Parque Natural, que temen que puedan sufrir "fuertes impactos" por la afluencia de público que se derive de la apertura de esta pista. Por ello, con su denuncia pretenden que "se determine realmente si esa pista es legal o ilegal" y también "que se tomen medidas para controlar el paso de vehículos". En este sentido, exigen que se establezcan "controles e incluso vallados", requiriéndose de autorizaciones específicas para visitar determinadas zonas según la época del año. Finalmente, ha insistido en que esta actuación implica "la destrucción de una de las zonas más emblemáticas del Parque Natural de Los Alcornocales", advirtiendo de que el colectivo ecologista estará "vigilante en todo momento para que eso no ocurra".