La mujer de 63 años de edad, con antecedentes psiquiátricos, que ha matado a su marido de 71 años y luego se ha ahorcado en su vivienda de la capital hispalense, habría acabado con la vida de su pareja de un martillazo en la cabeza, tras lo que le asestó más de 100 puñaladas por todo el cuerpo, según han informado a Europa Press fuentes del caso. En este sentido, las mismas fuentes han precisado que así lo han dictaminado los médicos forenses del Instituto de Medicina Legal (IML) de Sevilla que han practicado en la mañana de este miércoles la autopsia a ambos cadáveres, que fueron hallados en la tarde de ayer por la hija del matrimonio. Los hechos se desencadenaron en la tarde de este martes, concretamente entre las 20,00 y las 20,30 horas, cuando una hija del matrimonio se personó en la vivienda, ubicada en el número 5 de la calle Eustaquio Barrón, muy cerca de la plaza del Pumarejo de la capital hispalense, y descubrió los cadáveres de sus padres. Seguidamente, llamó a la Policía Nacional, personándose en el lugar de los hechos agentes del Grupo de Homicidios, que comprobaron que el fallecido presentaba decenas de heridas de arma blanca, además de un golpe provocado por un martillo, mientras que la mujer se había ahorcado. En la vivienda también se halló el cadáver del perro de la pareja, han indicado las fuentes, que han añadido que el Grupo de Homicidios se ha hecho cargo de la investigación del suceso. Según han indicado las fuentes, la mujer tenía antecedentes psiquiátricos, mientras que no consta denuncia previa por maltrato ni por otros hechos.