La Guardia Civil ha detenido a tres personas más por su presunta relación con la trama de fraude y estafa a aseguradoras en las que al menos una decena de mujeres sufrieron accidentes de tráfico leves en los que supuestamente perdían a su bebé en estado de gestación, si bien estas habían sido anteriormente sometidas a un proceso químico de interrupción del embarazo, de modo que ya son 19 los detenidos. Fuentes de la investigación han precisado a Europa Press que las tres últimas detenciones se practicaron en la tarde de este martes, si bien han declinado precisar el lugar así como la identidad y ocupación de los detenidos puesto que la operación sigue abierta y bajo secreto de sumario. En cualquier caso, han aclarado que, por el momento, entre los detenidos no hay personal sanitario o facultativo sino que, al contrario, han enfatizado que los profesionales médicos “colaboran activamente” en la identificación de posibles sospechosos vinculados a los hechos investigados. Por su parte, los primeros detenidos en la noche del pasado lunes han comenzado a pasar a disposición judicial del Juzgado de Instrucción número 6 de Almería, en funciones de guardia. Por el momento se han hallado indicios de delitos de estafa, tentativa de estafa, pertenencia a organización criminal, aborto y lesiones, según han añadido fuentes próximas a la investigación. La investigación apunta a una supuesta trama en la que habrían participado en torno a una decena de mujeres embarazadas que utilizaban como pretexto un accidente de tráfico leve con el fin de percibir una indemnización de las compañías aseguradoras ante la pérdida de un bebé. Prácticamente la totalidad de las detenciones se ha realizado hasta ahora en la capital almeriense. Las pesquisas también tratan de esclarecer el origen de los productos que se administraban a las mujeres para inducirles el aborto.