Así lo ha señalado este miércoles en rueda en Jaén, donde ha presentado al cabeza de lista por esta provincia, Juan Serrano, y donde ha vaticinado que el recorte de 40.000 millones de euros que el Ejecutivo va a acometer "irá sobre las condiciones del empleo, la educación, la salud, la Ley de la Dependencia" así como contra las "inversiones públicas que son necesarias y la capacidad financiera de las instituciones, especialmente de la comunidades y ayuntamientos", de modo que supondrán una "nueva rueda de tuerca que impida el desarrollo" visto, sobre todo, desde el punto de vista de la solidaridad.

Los empresarios "aplauden"
"Están escondiendo los presupuestos porque saben que los electores, cuando sientan el peso de los presupuestos que están vendido y de rodillas a Angela Merkel y Bruselas, se preguntarán pero qué hemos hecho y adónde hemos llegado", ha destacado el líder de IU, para quien la medidas que hasta ahora ha puesto en marcha el Gobierno central "han ido a la cabeza de los mismos, trabajadores y familias humildes, mientras que los empresarios las "aplauden" y por las que "Botín ha abierto tres o cuatro botellas del champán más caro".

Rajoy "ha tenido tiempo"
En su opinión, el equipo de Rajoy "ha tenido tiempo para presentar" las cuentas del Estado, pero no lo hace para ocultar a los ciudadanos, y concretamente a los andaluces, "una "dureza" por la que "el PP se desfondará electoralmente". Por ello, ha instado a poner esta cuestión encima de la mesa del debate de las autonómicas al ser "muy escandalosa la espera hasta el día después".

"No va a mover pieza antes del 26 de marzo"
Preguntado por las exigencias de la UE para que acelere la presentación de los PGE y la posibilidad de que el retraso pudiera conllevar multas, Valderas ha considerado que "más allá de que luego les sancionen o no", el presidente del Gobierno "no va a mover pieza antes del día 26 haga lo que haga Bruselas". "Aunque Merkel venga con el martillo dando martillazos, no moverá pieza porque sabe que los ciudadanos van a conocer cuáles son las políticas, de dónde van a quitar, de dónde van a sacar 40.000 millones. Si a los poderosos, con nuevos impuestos, a las transacciones al capital o seguirá a las rentas del trabajo. El problema es que Rajoy es notario y no va a tirar en contra del camino que le han enseñado", ha concluido.