La consejera de Presidencia, Mar Moreno, ha señalado este domingo que el presidente del PP-A, Javier Arenas, "intenta manchar la honestidad" del presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, "porque tiene miedo a perder y a que lo jubilen de la política en primavera".

Solo gana a Griñán en los insultos
Moreno ha aseverado que el popular "no gana a Griñán ni en ideas, ni en rigor, ni en preparación, ni en argumentos" y que solo le gana "en insultos, insidias y mentiras", después de que este sábado Arenas dijese que el presidente de la Junta "antes o después" tendrá que dimitir por "dilapidar 1.000 millones de euros de dinero destinado a los parados y trabajadores" en el caso de la supuesta "trama" de prejubilaciones fraudulentas en expedientes de regulación de empleo (ERE) promovidos por empresas andaluzas e incentivados con fondos autonómicos.

El caso ERE no es contra la Junta
En esta línea, la consejera de Presidencia ha insistido en que la investigación del caso "no es contra la Junta de Andalucía", al tiempo que aclara que "es contra los autores de un fraude que ha denunciado el Ejecutivo andaluz". Así, destaca que "cualquier persona que haga un seguimiento a los autos del caso comprueba que la investigación se circunscribe cada día más al ámbito de la Dirección General de Trabajo y a un grupo de personas y empresas vinculadas entre sí que tienen nombre y apellidos".

Un fraude con nombre y apellidos
Y es que, ha dejado claro Moreno, "en ningún momento estamos ante un fraude que afecte al Gobierno o a la Junta, no es un fraude que se cometa desde el Ejecutivo andaluz", si bien se trata, a su juicio, de "un fraude cometido por personas muy determinas, con nombre y apellido, que estamos deseando ver en el banquillo".

"Colaboración"
De esta manera, la consejera asegura que desde la Junta de Andalucía se va a elaborar para el Juzgado "cuanta información sea precisa para la instrucción", trabajando siempre, según ha señalado, "desde la colaboración, no desde la preocupación".