La secretaria de Organización del PSOE-A, Susana Díaz, ha considerado que el presidente del PP-A, Javier Arenas, se quedará a "regañadientes" en la oposición en el Parlamento andaluz, en vistas de que en la sede nacional del Partido Popular "no le abren las puertas", tras los resultados de las pasadas elecciones andaluzas del 25 de marzo, en las que los populares fueron la lista más votada pero quedaron lejos de la mayoría absoluta.

Arenas permanece callado ante los ataques a Andalucía
En una entrevista  Díaz ha indicado que el resultado de los comicios andaluces vino a confirmar que Javier Arenas "no es de fiar para Andalucía" y que su trayectoria política siempre ha ido ligada a los "ataques" a esta tierra por parte de la derecha: se puso enfrente del Estatuto de Autonomía en 1980 y siempre ha permanecido "callado y ha tragado con todos los ataques que por parte de su partido se han hecho a esta comunidad", según ha apuntado.

Es complicado que tenga la confianza de los andaluces
Para Susana Díaz, lógicamente, "los andaluces han tomado nota de ello". "Alguien que calla y traga ante los ataques a Andalucía; que se pone enfrente de los intereses de esta tierra, y que además miente, lógicamente, es complicado que tenga la confianza de los andaluces", ha indicado.

"No le abren la puerta"
Respecto a si ve a Javier Arenas en Madrid o en la oposición en el Parlamento andaluz, Susana Díaz ha indicado que el presidente del PP-A tiene ahora el problema de que "no le abren la puerta en estos momentos en su propio partido" a nivel nacional.

No lo quieren en Madrid"
"Según se deduce de las informaciones que están surgiendo en los medios de comunicación, no lo quieren en Madrid", según Díaz, para quien Javier Arenas esta vez no va a tener tan fácil emigrar a la capital "porque no le abren las puertas de la calle Génova con la misma facilidad que se las abrieron en otros momentos".

Se tendrá que quedar en el Parlamento andaluz a regañadientes
En este sentido, Susana Díaz ha señalado que quizás Arenas se tenga que quedar en los próximos cuatro años en el Parlamento andaluz, "pero a regañadientes". Ha estimado que la posible tentación de Arenas "de marcharse a Madrid es lógica después de cuatro intentos fallidos de acceder a la Presidencia de la Junta, algo en lo que ha tenido el récord".

"Se emborrachó de encuestas"
A su juicio, Arenas tuvo el problema de que "se emborrachó de encuestas durante toda la campaña electoral y después en las urnas, los ciudadanos lo situaron en la realidad", que es que Andalucía no va a permitir, a diferencia de lo que ocurre en las comunidades gobernadas por los populares, la destrucción de ese estado del bienestar que nos hace iguales.

Ocultó en la campaña lo que interesaba a los andaluces
Para Díaz, Javier Arenas también se dedicó en los quince días de la campaña electoral "exclusivamente de sus intereses", mientras "ocultaba" lo que le interesaba a los andaluces y lo que les esperaba con un gobierno del PP en esta comunidad.

Posición electoralista"del gobierno de Rajoy"
De otro lado, la número dos del PSOE-A ha confiado en que el Gobierno de Mariano Rajoy abandone ya "la posición electoralista" en la que se había situado con motivo del 25M y responda a "la lealtad institucional" que le ofreció el presidente de la Junta en funciones y candidato a la reelección, José Antonio Griñán.

"Ataques continuos y permanentes"
Ha lamentado que pese a que después del 20 de noviembre, Griñán ofreció lealtad institucional al nuevo Gobierno de España, los andaluces solo hayamos recibido en estos primeros cien días del Ejecutivo de Mariano Rajoy "ataques continuos y permanentes" a esta tierra.

"Que dejen de pensar en los intereses de Arenas"
"Nosotros vamos a defender por encima de todo a Andalucía y los intereses de los andaluces y esperamos que una vez transcurridas las elecciones autonómicas, el Gobierno central y su presidente dejen de pensar en los intereses electorales de Javier Arenas, y se comporten con la misma lealtad institucional que ofreció el presidente Griñán", ha indicado. Susana Díaz ha manifestado que si eso es así y a Andalucía se le da lo que le corresponde, el diálogo será más fluido de lo que ha sido en estos primeros cien días del Gobierno de Mariano Rajoy.

Ataques continuos porque Arenas no será presidente
Ha insistido en lamentar que los "ataques" a esta tierra hayan sido continuos y permanentes desde el Ejecutivo nacional, ante decisiones adoptadas por el Gobierno andaluz que iban encaminadas a favorecer a los andaluces, mejorando la eficacia y la eficiencia, como la subasta de medicamentos o la oferta pública de empleo en la enseñanza Secundaria.