El vicesecretario general de Política Regional y Local del PP, Javier Arenas, ha asegurado que el Gobierno presidido por Mariano Rajoy será el "más austero y más reformista" de la historia democrática de España, precisando que habrá "un gran recorte" en el gasto corriente y un "gran plan de austeridad", pero siempre preservando la política educativa, la política sanitaria y las pensiones, "algo que no está en tela de juicio.

Las propuestas de Rajoy tienen una gran credibilidad
Arenas ha dicho que las propuestas de Rajoy tienen una gran credibilidad porque con esas propuestas se crearon en España cinco millones de empleos entre 1996 y 2004, cuando el PP estuvo al frente del Gobierno de la Nación. A su juicio, "cuando uno no es creíble ni en España, ni ante los ciudadanos, partidos, sindicatos, empresarios y comunidades autónomas, la credibilidad que se tiene fuera de España es cero", en referencia al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Pagando las consecuencias
El dirigente 'popular' ha considerado que, sin duda, en este momento, "la economía española está pagando las consecuencias de un gobierno que ha mentido durante muchos años y también pagando las consecuencias de la falta de credibilidad del Gobierno en la economía española, en el incremento del paro, en el empobrecimiento de las familias y en el contexto internacional".

Hecha en falta"más agilidad" en Europa
En relación a la actuación de la Unión Europea para frenar la especulación, Arenas ha dicho que "probablemente" en Europa se echa en falta que haya habido "más agilidad" en la toma de decisiones, si bien ha considerado que "el drama" de España es que sea el último país de toda Europa en salir de la crisis, "y eso tiene que ver con las políticas nacionales y con las políticas de Zapatero y Rubalcaba".

"El drama de Andalucía"
El también presidente del PP andaluz ha señalado que, de igual modo, "el drama de Andalucía es ser la última comunidad autónoma en salir de la crisis en España y eso también tiene que ver con las políticas de Zapatero y Rubalcaba, con las de Chaves y Griñán".

Más agilidad por parte de Europa
"Es verdad que hubiera hecho falta más agilidad por parte de Europa y una respuesta más coordinada y más ágil en el tiempo, pero lo que no podemos hacer es trasladar las graves deficiencias de la política económica de los socialistas a la responsabilidades europeas o internacionales", ha concluido.