El presidente del PP-A, Javier Arenas, ha asegurado que PSOE-A e  IULV-CA conformarán un "gobierno radical" que será "negativo" para el  futuro de Andalucía y que se centrará en convertir la próxima  legislatura en un "campo de batalla" contra el Gobierno de la Nación  y "al servicio de los intereses partidistas" de ambas formaciones.

"Espacios de entendimiento"
Durante su intervención ante los medios en Carmona (Sevilla), tras  participar en la reunión del grupo parlamentario, Arenas ha dicho, no  obstante, que tiene la intención de encontrar "espacios de  entendimiento" con el futuro gobierno, aunque hubiera preferido que  el PSOE-A hubiera aceptado un acuerdo de gobernabilidad con el PP-A.

"Renuncié a cualquier aspiración personal"
"Un acuerdo en el que renuncié a cualquier aspiración personal",  ha apuntado Arenas, quien preguntado sobre las declaraciones del  expresidente del Congreso de los Diputados José Bono sobre que  preferiría un acuerdo del PSOE-A con el PP-A, ha dicho que le parece  una reflexión "interesante" que también le han hecho otras muchas  personas en la calle.

Un gobierno con una mochila de 30 años de poder
El líder de los 'populares' andaluces ha apuntado que el PSOE-A  afronta el nuevo gobierno con un "mochila de 30 años de poder y de  abusos" y como el único partido que no ha conseguido aumentar el  número de escaños en la Cámara andaluza, pasando de una  representación del 51 por ciento en la pasada legislatura a una del  43 por ciento.

La fuerza política que más escaños perdió
"Pero la ley es la ley y la fuerza política que más escaños perdió  se puede encontrar encabezando el futuro gobierno", ha destacado  Arenas, quien ha insistido en que el PP-A, como fuerza mayoritaria de  la Cámara, afronta este nuevo periodo con "una responsabilidad de  primera magnitud" y con el deseo de seguir impulsando el cambio.

Primera iniciativa de su grupo parlamentario
Arenas ha anunciado que la primera iniciativa que presentará su  grupo parlamentario será pedir que la Junta de Andalucía comparezca  para explicar la situación financiera de la comunidad, "que sigue  siendo un enigma". Así, ha considerado una "auténtica farsa" que  desde la Junta se intente atribuir el recorte de más de 2.600  millones en el Presupuesto de la Junta al Gobierno de la Nación.

Recortes de la Junta
Tras destacar que en los cuatro últimos años la Junta ha recortado  más de 6.000 millones en políticas sociales y más de 7.000 en  inversiones, el líder del PP-A ha dicho que su formación mucho se  teme que este nuevo recorte en las cuentas andaluzas vuelva a recaer  sobre estos dos asuntos, "preservándose el monstruo burocrático".

Deuda real de la Junta
Ha insistido en que su formación aún no conoce la deuda real de la  Junta y se ha mostrado convencido de que la cifra de 2.700 millones  que la Junta dice que le debe a proveedores puede ser mayor,  argumentando que son los propios proveedores los que aseguran que "es  mucho más dinero" el que se les debe