El presidente andaluz, Juan Manuel Moreno Bonilla, se ha quitado un gran peso de encima tras la decisión de Javier Arenas de no figurar en ninguna lista al Parlamento andaluz en las próximas elecciones del 22 de marzo. Era conocido que el actual presidente del PP-A temía que la figura tremendamente conocida de Arenas así como sus tablas políticas le hicieran sombra a la suya, a la que las encuestas señalan como el gran desconocido de la política andaluza.

Arenas se quita de la quema
Javier Arenas de paso se aparta y se aleja de unos resultados que previsiblemente volverán a llevar al PP a la segunda posición por debajo de nuevo del Partido Socialista. Arenas podrá de esa manera dejar la política regional con la vitola de haber ganado las anteriores elecciones autonómicas, únicos comicios al Parlamento andaluz que el PP ha vencido aunque si mayoría para gobernar.

El actual vicesecretario de Política Local y Autonómica del PP no encabezará la lista de su partido en ninguna provincia andaluza en las elecciones autonómicas del 22 de marzo, tras haber liderado los anteriores comicios por la circunscripción de Almería. "En Almería debe haber un nuevo número uno a las elecciones andaluzas". Arenas ha señalado que hará campaña en las elecciones, especialmente en Almería y Sevilla.

<