El candidato de IULV-CA de la Junta de Andalucía, Antonio Maíllo, ha señalado este domingo que quiere convertirse en "el primer presidente feminista" del Gobierno andaluz porque, a su juicio, "hace falta un gobierno feminista para romper con esas políticas de desigualdad y que dé un giro de 180 grados al Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), que ha sido más propaganda que presupuesto". Todo ello, "desde una Andalucía en la que queremos que el machismo se meta en el armario y desaparezca para siempre", ha subrayado. En declaraciones a los periodistas en Sevilla, antes de participar en la manifestación convocada con motivo del Día de la Mujer, Antonio Maíllo ha prometido la puesta en marcha de una Consejería de la Mujer, que "tenga poder político y no sólo sea una cuestión propagandística". Para Maíllo el objetivo tiene que centrarse en "poder impregnar el cinco por ciento del presupuesto de la Junta en el blindaje de políticas de igualdad" porque, según ha remarcado, "el feminismo es una seña de identidad de la izquierda". A su juicio, "para ser un presidente feminista no es necesario ser un hombre o una mujer, simplemente tener claro cuáles son las posiciones de lucha de igualdad real de hombres y mujeres en todos los ámbitos de actuaciones", refiriéndose a los contratos a mujeres de las empresas públicas vinculados al ruptura de la brecha salarial, a la igualdad de salario y a la promoción de la mujeres entre órganos de ejecución y de gobierno. El líder de IU ha apostado por la ruptura de esta brecha salarial pero también por "establecer y alcanzar la igualdad en el acceso a los puestos de responsabilidad", ya que los puestos ejecutivos, según precisa, están ocupados "abrumadoramente por hombres y tiene que haber una corrección, propuesta de cuotas y una clara normativa de obligación también a las empresas privadas". En este punto, considera que "la igualdad se tiene que hacer en todos los ámbitos". "Hoy venimos a esta manifestación para decir alto y claro que no nos resignamos a la desigualdad, sino que estamos en contra de la misma porque distancia a la mujer, como ocurre en Andalucía, seis puntos por encima en paro y con un 30 por ciento de salario menos", ha enfatizado Antonio Maíllo. Este giro, ha proseguido, "se tiene que reflejar en políticas de igualdad que influyen en todo, en sanidad, en la educación, en la vivienda y en el empleo, y todo ello coordinadas por una Consejería de la Mujer". Por otro lado, se ha referido a las declaraciones que realizó este sábado el candidato del PP-A, Juanma Moreno, quien aseguró que "la Junta maltrata a las mujeres". Al respecto, lo ha tachado de "frívolo y de irresponsable" y ha manifestado que éste demuestra que "no tiene ni puñetera idea de lo que significan las políticas de igualdad". Por ello, le ha pedido que retire estas declaraciones, que son "absolutamente rechazables", y aboga por una mejor utilización del lenguaje, ya que, a su juicio, "el termino de maltrato tiene que utilizarse cuando realmente ha ocurrido porque está vinculado a la violencia de género". "Ése es realmente el drama de la derecha en Andalucía y en España, que no sólo no cree en la igualdad sino que frivolizan con ella", ha concluido Antonio Maíllo.