La consejera de Hacienda y Administración Pública de la Junta de Andalucía, María Jesús Montero, se ha quejado de que de los 1.700 millones de euros más que el Estado entregará a Andalucía como entregas a cuenta para 2016 solo 509, es decir, apenas un 30 por ciento, podrán destinarse a inversiones para el estímulo económico, ya que el Gobierno obliga a que el resto vaya al déficit y a amortizar deuda con las entidades bancarias. En el transcurso del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) que se celebró ayer en Madrid bajo la presidencia del ministro Cristóbal Montoro, la consejera andaluza expuso que "se han confirmado las peores sospechas" y que los "mayores ingresos que van a recibir las comunidades autónomas se van a ver limitados por la regla de gasto", por lo que las regiones no van a poder destinar esas cantidades a inversiones para mejorar servicios o favorecer el empleo. "No nos parece el momento oportuno para aplicar la regla de gasto porque entendemos que hay que intentar combatir el desempleo. No puedo entender que el Gobierno sea más papista que el Papa y algo a lo que no obliga Europa, sí lo plantee el Gobierno de España", ha dicho. Así, ha incidido en señalar que de los 1.700 millones de euros anunciados "a bombo y platillo" por el presidente Mariano Rajoy tenían "letra pequeña" y solo 509 se van a aplicar al presupuesto del año que viene para políticas de estímulo económico. "Lamento decir que el ministro ha sido bastante tajante", ha subrayado. Además, Montero considera que a la vista del esfuerzo que han hecho los ciudadanos y que si una buena parte de los 1.700 millones vienen de la liquidación de 2014, lo que se debería haber hecho era imponer menos esfuerzos para el mantenimiento de los servicios públicos o para tener unas "cifras menos vergonzosas de paro" y que la cifra de la liquidación no fuera tan alta como la que ahora se demuestra. Por otro lado, la consejera se ha quejado de que el Ministerio no le haya facilitado el dato global de las entregas a cuenta para el conjunto de las comunidades y ha expuesto que, según los datos que maneja, para Andalucía, las entregas sin tener en cuenta la liquidación solo representa un 3 por ciento de subida. Por último, Montero ha trasladado que el CPFF ha aprobado el objetivo de déficit del 0,3 por ciento con la mayoría de las comunidades en contra, ya que "solo las gobernadas por el PP han votado a favor y Montoro ha tenido que utilizar su voto de calidad para que la propuesta saliera adelante".