El Consejo de Gobierno ha dado hoy luz verde al inicio de la tramitación de la nueva Ley de los Derechos y la Atención a las Personas con Discapacidad, que establece sanciones de hasta 300.000 euros a las "conductas discriminatorias" hacia este colectivo, que representa casi un 10 % de la población andaluza.

La nueva ley, que derogará la normativa vigente de 1999, pretende promover un cambio de perspectiva de las políticas de discapacidad pasando de un enfoque asistencial a otro que prima los derechos de este colectivo, adaptándose a los principios de la Convención de la ONU de los derechos de las personas con discapacidad.

Entre otras medidas, se reservará un 4 % de las viviendas de protección oficial para estas personas, se pondrá en marcha un plan de empleabilidad específico y se reservarán, al menos, un 5 % de determinados contratos públicos de la Junta para los discapacitados, además del 3 % de las plazas de los cursos de formación.

La consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha dicho en la conferencia de prensa posterior al Consejo de Gobierno que se trata de una ley "más humana", que "favorece" la igualdad de oportunidades y desarrolla medidas para la no discriminación, dirigidas especialmente a los menores y las mujeres, que "se ven doblemente discriminados".

En Andalucía hay 716.100 personas con discapacidad, de las que más del 61 % son mujeres, el 10 % de la población total andaluza. Más de 500.000 de estas personas tienen reconocido un 33 % o más de grado de discapacidad, lo que les da acceso a medidas de acción positiva como beneficios fiscales, pensiones no contributivas, bonificaciones empresariales para ser contratadas,o cupo de reserva en las ofertas públicas de empleo, entre otras.

Andalucía presta atención específica a las personas con discapacidad a través de varios planes integrales, entre ellos el destinado a personas privadas de libertad. Este plan atiende tanto a personas con discapacidad intelectual como a personas con trastorno mental grave.

El año pasado se acogieron a él 674 personas internadas en instituciones penitenciarias. Los otros dos planes integrales son el I Plan de acción integral para las personas con discapacidad en Andalucía y el II Plan de Acción Integral para las mujeres con discapacidad en Andalucía