El portavoz del Gobierno andaluz, Miguel Angel Vázquez, ha  advertido este martes de que el retraso hasta finales de 2014 de las  negociaciones del nuevo sistema de financiación autonómica es  "perjudicial" para Andalucía porque la Comunidad perderá otros 1.000  millones consecuencia de la "mala aplicación" del modelo actual, al  tiempo que ha dicho temer el uso de las balanzas fiscales.

"Ya es el momento de empezar y buscar un sistema que cumpla a rajatabla"
A preguntas de los periodistas en la rueda posterior a la  celebración del Consejo de Gobierno, Vázquez ha indicado que la  negociación del nuevo sistema de financiación debe "iniciarse cuanto  antes" y ha recordado que ya hay "voces" dentro del PP que piden lo  mismo. "Es ya el momento de empezar a negociar y de buscar un sistema  que cumpla a rajatabla con el principio constitucional de la  igualdad", ha apostillado.

Pretendemos que se cumpla la Constitución
El portavoz del Gobierno andaluz ha destacado que la Junta ya  manifestó sus "dudas y reservas", no sobre las balanzas fiscales,  sino sobre el uso que se quería hacer de ellas. "Como Gobierno  pretendemos que se cumpla la Constitución y se garantice la igualdad  de los ciudadanos y el principio de solidaridad interterritorial", ha  añadido Vázquez.

Así, tras apuntar que la "confusión" que se pretende introducir  con las balanzas fiscales es que pagan los territorios "cuando  quienes lo hacen son las personas", Vázquez ha dicho que el Gobierno  andaluz respeta la decisión de publicar las balanzas fiscales porque  entra dentro del marco de las competencias del Gobierno de la  Nación.

"No vamos a compartir que para resolver un problema se genere otro"
El portavoz del Gobierno andaluz ha insistido en la "preocupación"  del Ejecutivo sobre el uso de dichas balanzas fiscales y ha  considerado que son elementos que pueden servir, "aunque hay mucha  controversia sobre lo que representan, no sólo en el ámbito político,  sino también en el académico". En su opinión, pueden suponer un "elemento de distracción" en un  momento complicado con un debate territorial fuerte y con un desafío  soberanista de Cataluña. "No vamos a compartir que para intentar  resolver un problema se genere otro y sea en contra de Andalucía", ha  advertido Miguel Angel Vázquez.

Perjuicio de unos territorios y beneficio de otros
En esta línea, el portavoz ha insistido en que Andalucía estará  "beligerante" en el caso de que se pretenda "tapar otras  circunstancias" o alcanzar acuerdos que vayan "por la puerta de  atrás" y en perjuicio de unos territorios y en beneficio de otros.

Vázquez desmiente al presidente de la Comunidad de Madrid
Asimismo, Vázquez ha aprovechado para "desmentir" al presidente de  la Comunidad de Madrid, Ignacio González, quien ha asegurado "muy  pomposamente" que Andalucía se veía "muy beneficiada" por el actual  sistema de financiación autonómica. "Nos sentimos muy perjudicados  por la aplicación de este modelo", ha subrayado.

Andalucía pierde 1.000 millones por una aplicación indebida
Junto a ello, ha explicado que Andalucía pierde anualmente 1.000  millones por una "aplicación indebida" que produce "serios  perjuicios" a la situación financiera de Andalucía "por muchos  esfuerzos que haga el Gobierno andaluz con otras políticas". Según ha  asegurado, si Andalucía tuviera esos 1.000 millones "la demostración  de políticas diferenciadoras de este gobierno sería brutal".

Tensar la cuerda no va a dar solución al problema
Finalmente, ha dicho que Andalucía no quiere entrar en un "choque  de trenes" y que lo que le interesa es que se resuelva un problema  "en el que debe primar el diálogo frente a otras posiciones de  crispación y enfrentamiento". A su juicio, "tensar la cuerda no va a  dar la solución al problema, pero tampoco mirar hacia otro lado".