La cifra definitiva de parados al finalizar 2018 se sitúa en 788.767 personas, según los datos difundidos hoy por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

El número de desempleados registrados en las oficinas del Instituto Nacional de Empleo (INEM) en Andalucía ha bajado en 36.597 personas durante todo 2018, un 4,43 por ciento menos respecto a 2017, tras liderar la bajada del paro en diciembre en cifras absolutas, tanto a nivel mensual como interanual. No obstante, la bajada interanual andaluza ha sido casi dos puntos menor que la española.

En el último mes del año, Andalucía ha registrado un descenso del 2,75 por ciento en el número de parados en relación con el mes anterior, con 22.306 desempleados menos. La bajada mensual de Andalucía es la mayor de toda España, tanto en términos relativos como absolutos --exceptuando Melilla en términos relativos (-4,08 por ciento) y Ceuta (-3,97 por ciento)--.

A nivel nacional, el número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo bajó en 210.484 desempleados en 2018 (-6,17 por ciento), sexto descenso anual consecutivo, aunque el menos pronunciado desde el ejercicio 2013, ha informado este jueves el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

El volumen total de parados alcanzó a cierre del pasado año la cifra de 3.202.297 desempleados, manteniéndose en su nivel más bajo de los últimos nueve años, después de registrar en el último mes de 2018 un descenso mensual de 50.570 desempleados (-1,5 por ciento), su menor retroceso en un mes de diciembre desde 2012.

La bajada del desempleo en 2018 es la sexta consecutiva tras la de 2013, 2014, 2015, 2016 y 2017 cuando el paro cayó en 147.000, 253.000, 354.203, 390.534 y 290.193 personas, y contrasta con las subidas experimentadas en el periodo 2007-2012.

En concreto, en 2012, 2011 y 2010 el paro aumentó en 426.364, 322.286 y 176.470 personas, respectivamente, mientras que en 2007, 2008 y 2009 las listas de las oficinas públicas de empleo sumaron 106.674, 999.416 y 794.640 parados más.

En cuanto a la contratación, en 2018 se realizaron casi 22,3 millones de contratos, de los que 2.284.924 fueron contratos indefinidos, el 10,2 por ciento del total y la cifra más alta de la serie histórica, con un incremento del 18,4 por ciento respecto a 2017.