Según la información aportada por el exconsejero de Innovación Antonio Ávila en la comisión de investigación del Parlamento andaluz, celebrada en el verano de 2012, "en el período 2001-2010, que abarca tanto años de expansión como de crisis económica, y que era objeto de la comisión, se disolvieron 19.421 empresas en Andalucía y 130.165 en España". Los expedientes de regulación de empleo afectaron en Andalucía a 81.464 trabajadores y trabajadoras y a 1.520.776 en España, decía el compareciente citando estadísticas oficiales. De esta forma, recordaba Ávila, "creo reseñable el bajo peso que los ERE andaluces presentan en términos de trabajadores afectados frente al conjunto nacional. Representaron el 8,9% del total español entre 1995 y 2007, en torno al 5% si consideramos el bienio 2008-2010 o el período objeto de esta Comisión, mientras que la economía andaluza representa, como bien saben, en torno al 14-15% del Producto Interior Bruto o del empleo en España". En ese sentido, abundaba el exconsejero, "del total de 81.464 trabajadores y trabajadoras afectados por expedientes de regulación de empleo en Andalucía en el período objeto de análisis por esta Comisión, y que han representado, insisto, solo el 5% del total de España, han recibido ayudas públicas de prejubilación 6.473, esto es, menos del 8% del total; un apoyo, por tanto, selectivo y no generalizado a través de las denominadas pólizas de seguros de rentas. El exconsejero, también imitado en el caso de los ERE, aportaba algunos datos más: "Si comparamos los expedientes de regulación de empleo en Cataluña y Andalucía, observamos que en período de expansión hubo 88.500 personas más afectadas por ERE en Cataluña, en el de recesión 183.000, y que entre 2001 y 2010 en Cataluña afectó a 324.000 trabajadores, lo que representa 242.000 más que en Andalucía. Dicho de otro modo, el número de personas afectadas por ERE en Cataluña en ese período cuadruplicó, cuadruplicó al de Andalucía".