La presidenta del PSOE andaluz, Rosa Torres, ha acusado hoy al PP de proponer un modelo de política que supone "el recorte del Estado del bienestar", frente al modelo socialista, que es "la pelea por el mantenimiento de las prestaciones, de los servicios y de los derechos".

Presentación programa en Málaga
Así lo ha asegurado hoy Torres durante la presentación en Málaga del programa electoral para la provincia y ha dicho que "no se puede aprovechar un momento como este para jugar con los sentimientos, con las emociones, y con las preocupaciones de la ciudadanía", lo que hace, a su juicio, el PP. "Somos responsables del papel que el PSOE andaluz tiene que jugar necesariamente en estas elecciones", ha dicho Torres, porque, según ella, "Andalucía es el muro de contención de esa avalancha de recortes" que el PP ha instaurado "allí donde ha conseguido gobernar".

Recuperar la confianza del electorado
"Vamos a trabajar en una campaña que nos ha de llevar a recuperar la confianza de los ciudadanos", ha dicho Torres, que ha hecho un llamamiento a la responsabilidad y a la racionalidad para continuar con un modelo socialdemócrata que ha hecho que Andalucía y España hayan sido "punteros".

El paro y las cifras
En cuanto a las cifras de paro publicadas hoy por el Ministerio de Trabajo, que revelan que el número de desempleados subió en octubre en la comunidad en 31.068 personas, Torres ha dicho que eran "esperadas" y que es necesario, para paliarlas, reorientar el modelo productivo, impulsar el empleo y el crecimiento del PIB.

Ilusión y fuerza en campaña
"Con mucha ilusión, con mucha confianza y con fuerza", ha dicho la número uno en las listas del PSOE al Congreso por Málaga, Trinidad Jiménez, que afronta la campaña electoral. Jiménez ha explicado que el programa electoral pone el acento en las capacidades que Málaga presenta para desarrollarlas al máximo para centrarse "en lo que más preocupa a los malagueños", que es la creación de empleo. "Renovada" y con un gran "futuro" gracias a las inversiones de los últimos años durante el gobierno de Zapatero, según Jiménez, Málaga debe ser una ciudad "prioritaria", según ella, en las inversiones del Estado.