Las donaciones de órganos recibidas en Andalucía durante los primeros siete meses de 2015 han situado la tasa de la comunidad en 40,2 donantes por millón de habitantes y se han realizado un total de 446 trasplantes. El consejero de Salud, Aquilino Alonso, ha explicado en rueda de prensa este viernes, acompañado del coordinador autonómico de Trasplantes, Manuel Alonso, y la directora de Biobanco Andalucía, Blanca Miranda, que este dato de donantes supone un 12 por ciento de incremento respecto al mismo periodo de 2014. En este sentido, Alonso, que ha señalado que de enero a julio se han registrado 197 donaciones, además de 40 donaciones de vivo, 39 renales y una de hígado, ha explicado que, con estos datos, se sigue superando por quinto año consecutivo la tasa nacional, que a cierre de 2014 era de 36 donantes por millón de habitantes, y se siguen duplicando las tasas medias anuales alcanzadas por los países de la Unión Europea (UE) de 19 donantes por millón de habitantes. De igual forma, es una tasa superior a la de Estados Unidos con 26 donantes por millón de habitantes. Alonso ha agradecido la "generosidad" de la población andaluza, al mismo tiempo que ha dado las gracias a las familias, profesionales, colectivos y agentes sociales que hacen posible "esa cadena humana de la donación". "Gracias a estas donaciones, durante estos meses se han realizado 446 trasplantes de órganos, 45 más que en el mismo periodo de 2014, en el que se contabilizaron 401, lo que implica un ascenso del once por ciento en la actividad trasplantadora de la sanidad pública andaluza", ha indicado. El consejero ha destacado "los excelentes resultados en donaciones de órganos y trasplantes registrados en Andalucía, que pueden llevar a superar incluso las cifras históricas de 2014". Durante dicho año, según ha explicado, se consiguió una tasa de donación de 37,5 donantes por millón de población, con 315 donaciones registradas (más otras 64 procedentes de donantes vivos), y se llevaron a cabo 736 trasplantes de órganos en andaluces con una enfermedad grave. Alonso ha señalado que "la solidaridad que sigue mostrando la sociedad andaluza y el brillante trabajo de coordinadores y equipos de trasplantes permiten hablar de estas cifras esperanzadoras para los pacientes que aguardan un órgano en Andalucía para seguir viviendo o recuperar su calidad de vida". Los trasplantes de órganos se han incrementado en todas sus modalidades. De los 446 trasplantes de órganos registrados, 267 fueron de riñón (de ellos, 39 de donante vivo y once infantiles); 125 de hígado (cinco infantiles, de ellos uno de donante vivo), 20 de corazón (dos infantiles), 21 de pulmón y 13 de páncreas. NUEVAS ESTRATEGIAS DE DONACIONES En los últimos años, la Junta de Andalucía ha desarrollado estrategias para contrarrestar el descenso de muertes encefálicas y accidentes de tráfico que habrían generado una disminución de las cifras de donantes y trasplantes y que han influido en un aumento de edad de los donantes. De esta forma, la edad media del donante en la comunidad ha pasado de 35 años en 1991 a 60 en 2015. Los donantes menores de 45 años representaban el 66 por ciento en 1993 y en 2015 sólo el 16 por ciento. Por el contrario, los donantes de 60 o más años han pasado del seis por ciento en 1993 al 55 por ciento en lo que va de año. Entre estas estrategias destacan la donación en asistolia conocida como donación 'a corazón parado', el impulso del trasplante renal de donante vivo, el trasplante renal cruzado, el trasplante birrenal, el trasplante hepático en dominó o en la modalidad de 'split'. La donación en asistolia representa ya casi un 20 por ciento del total de donantes y se espera un incremento sustancial del número de trasplantes de órganos que se llevan a cabo gracias a estos donantes (80 trasplantes en 2014 de 47 donantes, mientras que en los primeros siete meses de 2015 se llevan contabilizados 69 trasplantes de órganos de 37 donantes). Los donantes 'a corazón parado', son donantes diagnosticados de muerte por el cese irreversible del latido cardíaco, a pesar de los esfuerzos sanitarios por reanimarlo. En este sentido, Alonso ha subrayado que "no podemos pecar de triunfalismos y es necesario seguir concienciando a la población, ya que siguen falleciendo enfermos aguardando un órgano", es por ello que ha apuntado que "la edad no es un factor determinante para ser donante". "DESCENSO" EN EL TIEMPO DE ESPERA Fruto de las intensas campañas de concienciación andaluzas y el consecuente aumento de las donaciones, se está consiguiendo "un descenso progresivo del número de pacientes que esperan un trasplante en los últimos años", ha indicado Alonso. El porcentaje de negativa a la donación se sitúa en el 18 por ciento lo que significa que el 82 por ciento de las familias dice "sí a la donación de órganos del fallecido en la actualidad". Igualmente, mientras en 2010 un total de 905 pacientes esperaban un órgano para ser trasplantados, a 31 de julio de 2015, lo hacían 714 personas, lo que representa un descenso del 21 por ciento en cinco años a pesar de que aumentan las indicaciones de trasplantes. A los trasplantes de órganos hay que sumar también los cerca de 2.000 pacientes que han recibido, durante los primeros siete meses del año, implantes de distintos tejidos --córneas, válvulas cardíacas, tejido óseo, o segmentos vasculares, entre otros-- y de progenitores hematopoyéticos. Los hospitales públicos andaluces han realizado en lo que va de año cerca de 300 trasplantes de córneas, más de un millar de implantes de tejidos osteotendinoso, cerca de 70 implantes de membrana amniótica, una veintena de homoinjertos vasculares y valvulares y más de 300 trasplantes de progenitores hematopoyéticos. Estos implantes han permitido mejorar el estado de salud y ofrecer mayor calidad de vida a pacientes que, por causas traumáticas, tumorales, degenerativas u otras patologías, han visto afectados algunos tejidos o presentan alguna lesión ósea. En 2014, se realizaron 3.024 implantes de tejidos, una cifra similar a la que se estima para este año y que consolida el incremento progresivo en este tipo de procedimientos en los últimos años. En 2011, se realizaron 2.015 implantes de tejidos; en 2012, 2.185 implantes y, en 2013, 2.327 implantes. Este incremento en los implantes de tejidos realizados se relaciona de forma directa con la reorganización de los bancos biológicos hecha en Andalucía "para incrementar la eficiencia y la calidad en los procesos de evaluación, transformación y preparación de tejidos humanos para uso terapéutico". De este modo, los distintos bancos existentes se han integrado en el Biobanco del Sistema Sanitario Público Andaluz y se han puesto en marcha nuevas instalaciones y técnicas para mejorar la evaluación, conservación y preparación de los tejidos para su implante que han supuesto una inversión superior a los 200.000 euros. Entre las mejoras introducidas destaca la puesta en marcha de nuevos sistemas de evaluación macroscópica y microscópica del tejido ocular, el desarrollo de los procedimientos del cultivo de córneas y la preparación de estructuras lamelares que han facilitado la extensión de las técnicas de queratoplastia lamelar en el trasplante de córnea. En cuanto al tejido vascular y las válvulas cardíacas, supone el 33 por ciento de todos los implantes valvulares que se realizan en España y el Banco de Tejidos de Córdoba procesa el 25 por ciento de los tejidos valvulares de todo el país. En lo que respecta a tejidos óseos, sólo en los primeros tres meses del año, se han obtenido 1.162 fragmentos de óseos preparados para ser implantados.