La consejera ha presentado el Proyecto de Ley de los Presupuestos insistiendo en que son unas cuentas "restrictivas" pero en las que se quiere salir de la crisis "sin dejar nadie atrás", un presupuesto "difícil pero "coherente" con un gobierno progresista y de izquierdas. Ha asegurado que el Gobierno andaluz quiere seguir su propio camino sin despidos masivos de empleados públicos, ni privatizaciones y manteniendo la cohesión social. Montero ha asegurado que "ocho de cada diez" euros del presupuesto se destinan a defender un modelo social público e igualitario.

"No hay subida de impuestos"
La consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero, ha señalado en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Consejo, que los presupuestos del próximo año, en los que "no hay subida de impuestos", plantean un "equilibro entre eficiencia, apuesta por el empleo y blindaje del Estado del Bienestar".

Tratan de superar las restricciones impuestas desde el Gobierno central
Según ha subrayado, las cuentas de la Junta para 2014 se mantienen "en la frontera de lo posible evitando traspasar líneas rojas de no desmontar el Estado del Bienestar ni los servicios y el empleo público" y apuestan por la creación de empleo tratando de "superar las restricciones que nos imponen desde el Gobierno central, con 1.200 millones de euros menos en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2014 para políticas sociales".

Se mantienen los fondos para la Ley de Atención a la Dependencia "intactos"
Montero ha resaltado que ocho de cada diez euros del presupuesto se destinan a políticas sociales, mientras que la dotación para "políticas de empleo" experimenta un aumento del 2,6 por ciento y los fondos para la Ley de Atención a la Dependencia se mantienen "intactos" respecto al actual ejercicio pese al "progresivo abandono" de su financiación por parte del Gobierno de la Nación.

Gratuidad de los libros de texto ni aplicación del copago
Las políticas de empleo crecen un 2,8% y la partida dedicada a Dependencia no se toca. No se aplicará el copago hospitalario ni se privatizarán servicios de la Sanidad Pública. Se mantiene la gratuidad de los libros de texto, que beneficia a 915.000 alumnos y la política de becas. Tampoco se subirán las tasas universitarias. Montero ha asegurado: "No vamos a desmontar el Estado del Bienestar" y ha insistido que son presupuestos restrictivos pero "responsables.

Sin merma de funcionarios en el sector público
La consejera ha cuantificado la inversión en 3.000 millones y ha aclarado ante las preguntas de los periodistas que no habrá nuevos impuestos. En materia de recortes a funcionarios, la consejera ha defendido que se siga manteniendo la supresión de los complementos de las pagas extras a cambio de que no haya merma de empleos en el sector público. Ha expresado su compromiso de reponer esos complementos en el momento en el que haya Presupuestos menos restrictivos.