La consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús  Montero, ha asegurado que la Junta de Andalucía "cumplirá y  respetará" el objetivo del uno por ciento de déficit en los  presupuestos de la Comunidad para 2014, aunque ha advertido de que el  Gobierno andaluz "peleará y luchará por obtener décimas adicionales",  de forma que asegura que no va a "dejar por zanjada la  flexibilización del objetivo de déficit".

Cuentas  "extraordinariamente difíciles" 
En comisión parlamentaria, la consejera, quien reiteró que las  cuentas de 2014 serán "extraordinariamente difíciles" aunque  "transparentes e inteligentes", ha exigido que se aborde la reforma  del modelo de financiación para las comunidades autónomas, aboga por  un acuerdo entre partidos a nivel andaluz en ese sentido, toda vez  que "la aplicación del modelo de financiación ha sido perjudicial  para Andalucía y habrá que cambiarlo en su aplicación o en su  configuración".

Perjuicio para Andalucía
"El actual sistema está perjudicando sensiblemente a Andalucía,  que se encuentra por debajo de la media en financiación en términos  homogéneos y por población ajustada", criticó Montero al analizar la  repercusión del actual modelo en el estado de ingresos del  presupuesto de la comunidad para el próximo ejercicio. La consejera  es partidaria que en el nuevo sistema de financiación "se revisen  todos los impuestos para una mayor progresividad y justicia social".

"Escandaloso desequilibrio" entre el objetivo del déficit Estado y el de  las CCAA
Al repasar las partidas de ingresos, Montero calificó de  "escandaloso" el desequilibrio entre el objetivo de déficit que se  reserva el Estado para 2014 y el asignado a las comunidades  autónomas. En concreto, recordó que el próximo ejercicio Andalucía  "tendrá que realizar un ajuste de 800 millones en la previsión de  gastos, al pasar de un margen de déficit del 1,58 por ciento del PIB  en 2013 a sólo el uno por ciento en 2014". Montero lamenta la "importante merma" que supone aplicar el  criterio del PIB en lugar del criterio de población, algo que  "perjudica a las comunidades con menor renta". Ha recordado que  Andalucía "ha expresado de forma reiterada su desacuerdo con este  criterio".

Respeto al Estado pero se "peleará por intentar décimas adicionales"
La consejera ha reiterado que el déficit del uno por ciento  designado por el Gobierno "será respetado en la elaboración del  presupuesto", pero ah advertido de que la Junta "peleará y luchará  para intentar obtener algunas décimas adicionales". "Vamos a cumplir  con la consolidación fiscal y con la asignación de déficit, aunque  lucharemos por cualquier décima que nos permite obtener más  ingresos", asevera.

Protección de los  servicios públicos
La consejera ha avanzado que el presupuesto andaluz para 2014  tendrá como ejes prioritarios de actuación la protección de los  servicios públicos fundamentales que conforman el estado del  bienestar, esto es, la sanidad, la dependencia y los servicios  sociales; así como la apuesta por la educación "como referente del  modelo de igualdad de oportunidades y exponente del crecimiento  económico a largo plazo".