El presidente andaluz, José Antonio Griñán, ha advertido hoy al Gobierno central de que el sistema de financiación para aplicar la Ley de la Dependencia "no es justo" al distribuirse con criterios de prestaciones "teóricas", por lo que ha demandado un nuevo modelo.

Un compromiso social fuerte
Griñán ha planteado esta reivindicación durante su comparecencia tras el Consejo de Gobierno para hacer balance de la legislatura, en la que ha asegurado que el compromiso social es "fuerte", pero el sistema de financiación de la dependencia "no es justo".

Andalucía se hace cargo de la mayor parte
"No es justo que se siga financiando por prestaciones teóricas y no es justo que Andalucía cumpla con la ley y se esté haciendo cargo de la mayor parte del coste de las prestaciones", ha expuesto. Por ello, cree que esta prestación necesita "un nuevo modelo financiero".

Líder en prestaciones
Para argumentar su petición, el presidente de la Junta ha esgrimido que Andalucía es actualmente líder en el desarrollo de la Ley de la Dependencia y aglutina en torno al 30 % de las valoraciones, prestaciones y personas beneficiarias en el conjunto de España. La comunidad autónoma ha triplicado en esta legislatura las prestaciones hasta alcanzar las 259.000, según Griñán, que ha destacado que más de 191.000 personas reciben alguna de ellas.

Creación de más de 50.000 empleos
El Sistema de Atención a la Dependencia, consolidado a lo largo de esta legislatura, ha permitido en Andalucía la creación de más de 50.000 empleos, entre los que destacan 17.000 del servicio de ayuda a domicilio y 22.000 en centros financiados por la Junta, donde también se han creado 22.500 plazas, ha precisado.

Una gran inversión
La Administración autonómica ha destinado unos 4.000 millones de euros al desarrollo de la Ley de la Dependencia, con una inversión media que actualmente se sitúa en unos tres millones de euros al día