Resulta extraño asociar Andalucía con el odio, pero eso dicen las estadísticas. En la tipología del odio se incluyen los delitos contra la libertad sexual, y dentro de ellos los abusos sexuales o la violencia de género, y ahí es donde la mancha negra andaluza llega a cubrir un tercio del total de España: a lo largo de 2014 Andalucía registró nada menos que uno de cada tres delitos contra la libertad sexual, esto es, el 36,6 por ciento y un total 188. En todo caso, un porcentaje muy por encima de ese 18 por ciento que supone el peso de la población andaluza en el conjunto estatal. La comunidad encabeza la lista de aquellas donde más incidentes relacionados con delitos de odio se han producido en España, con el 23,1 por ciento de "infracciones penales y administrativas cometidas contra las personas o la propiedad por cuestiones de raza, etnia, religión o práctica religiosa, edad, discapacidad, orientación o identidad sexual, situación de pobreza y exclusión social o cualquier otro factor similar, como las diferencias ideológicas". Según datos del Sistema Estadístico de Criminalidad del Ministerio del Interior de 2014 recogidos por Europa Press, Andalucía, con 297, lidera el ranking de este tipo de infracciones por delante de la siguiente en la lista, Cataluña, con un 16,6 por ciento y 214 infracciones. Le siguen de cerca la Comunidad Valenciana, con un 9,3 por ciento, esto es, 119 delitos, y País Vasco, con un 9,1 por ciento de infracciones a nivel nacional, 117. Asimismo, el Ministerio del Interior divide los delitos de odio en varias partes, concretamente en identidad sexual, aporofobia, creencias religiosas, discapacidad, antisemitismo o xenofobia. CÁDIZ, EN CABEZA Por su parte, la provincia andaluza que registra el mayor número de infracciones por motivos de antisemitismo, aporofobia --delitos contra indigentes--, creencias religiosas, discapacidad, sexualidad o xenofobia el pasado año es Cádiz, con casi la mitad de los casos en Andalucía, es decir, el 44,4 por ciento y 132 infracciones. Detrás de Cádiz, las provincias con incidentes por estos mismos motivos han sido Sevilla, con 80 infracciones, Córdoba con 27, Málaga con 20, Huelva con 14, Granada con diez, Jaén y Almería con siete. En primer lugar, Andalucía ha registrado en 2014 uno de cada tres delitos contra la libertad sexual, esto es, el 36,6 por ciento y 188. Cabe destacar que la suma de las infracciones relacionadas con este tema en Cádiz y Sevilla, 115 y 63, respectivamente, simbolizan el 94,6 por ciento del total en Andalucía. DELITOS DE XENOFOBIA También, Andalucía lidera el número de delitos causados contra discapacitados, esto es, protagoniza uno de cada cuatro de estos casos a nivel nacional, con el 21,1 por ciento y 42 casos de los 199 nacionales. Las provincias con más casos fueron Málaga --12-- y Córdoba --nueve--. La región andaluza ocupa el tercer puesto en los casos de xenofobia a nivel nacional, con 59 casos, donde Córdoba se coloca en la sexta posición de las provincias "más racistas" de España con 16 casos. A su vez, la Comunidad es escenario de tres de las 24 incidencias antisemitas y otros tres casos relacionados en los que se registraron perjuicio de creencias o prácticas religiosas. CONTRA INDIGENTES Finalmente, la categoría de aporofobia --contra indigentes-- es la que menos delitos registró Andalucía, en comparación con la cantidad de las otras clases de delitos de odio, con un caso en Córdoba y otro en Jaén. En esta última categoría podría enclavarse el caso registrado en Granada esta pasada semana, donde una quincena de jóvenes agredieron gravemente a una persona sin hogar, y por cuyo caso han sido detenidas dos personas. Estos datos han sido obtenidos del Sistema Estadístico de Criminalidad, para cuyo cómputo se han tenido en cuenta los hechos de los que han tenido conocimiento los cuerpos policiales de la Guardia Civil, el Cuerpo Nacional de Policía, las Policías Autonómicas (Ertzaintza, Mossos d' Esquadra y Policía Foral de Navarra) y las Policías Locales que facilitan datos al SEC.