El propio Javier Arenas se encargó de frustrar esas aspiraciones del regidor malagueño y optó por apoyar para la presidencia del órgano municipalista por Juan Ignacio Zoido, alcalde de Sevilla. De la Torre salió "tocado" de esa derrota humillante y sorprendió poco después con una petición nada disimulada -que a veces suena exigencia al partido- anunciando que quiere ir en las listas para el Senado en las elecciones del 20-N. Dicha exigencia-petición la reviste De la Torre de sacrificio personal por Málaga y sus ciudadanos aunque para la oposición suena más bien como autoinmolación y camino preparatorio para una sucesión anticipada en la poltrona dela Casona del Parque.

¿Delfín a la vista?
Si es iniciativa del propio alcalde o estrategia del partido para catapultar un posible delfin, es algo que a lo largo del tiempo se comprobará. De momento está recibiendo críticas muy duras de la oposición sobre todo porque se contradice con lo que prometió a los ciudadanos y porque como ha dicho la líder de la oposición socialista en el Ayuntamiento, María Gámez, De la Torre "engaña a los malagueños al empezar a preparar su salida del Ayuntamiento a pocos meses del inicio del nuevo mandato".

"Alcalde de media jornada"
Gámez recordó que De la Torre "aseguró durante la campaña electoral que agotaría el mandato al frente de la Corporación, y han transcurrido a penas 100 días y ya anuncia su intención de ser alcalde de la ciudad a tiempo parcial". Gámez se ha preguntado, "cómo vamos a creer que va a poder hacerlo cuando tenga que gobernar la ciudad a media jornada". También desde el grupo municipal socialista se la ha pedido que renuncie a su acta de concejal si resulta elegido senador, ante "la imposibilidad de compatibilizar dos cargos y garantizar que Málaga salga de la parálisis a la que la tiene sometida".

Enfrentamientos internos
La cada vez más segura candidatura del alcalde al Senado va a provocar dificultades de ubicación a su viejo enemigo, el ex presidente provincial del PP y actual senador, Joaquín Ramírez, que tras enfrentarse siendo concejal al actual regidor, perdió la dirección provincial del PP y fue enviado a la Cámara Alta como forma de retirada de la primera línea de combate. Nada más conocerse la aspiración del alcalde de la capital, Ramírez no tardó en reaccionar y afirmó públicamente que De la Torre "siempre se ha referido en este asunto como algo a lo que no aspira ya que él está en la Alcaldía trabajando de sol a sol".

¿Le quitarán la vara de mando si va a Madrid?
El secretario general del PSOE malagueño, Miguel Ángel Heredia, fue muy crítico sobre este asunto ya que afirmó que "lo peor no es que vaya en la lista, sino que siempre dijo que no iría nunca. Le aconsejo que si obtiene su escaño, cuando viaje a Madrid guarde bien la vara de mando. Igual le piden que deje la alcaldía y vuelva a hacer lo contrario de lo que prometió”.