El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha protagonizado un acto de campaña ante algo más de 500 personas realizado en la Plaza Nueva de Granada. EFE



El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, continúa su ruta por Andalucía y hoy en Granada ha protagonizado la anécdota del día al entender que un grupo de mujeres que le han abordado en la calle le decían que era el que iba a traer la independencia, en lugar de la Ley de Dependencia. Tras aclarar el malentendido, el líder de Ciudadanos dice que se ha sentido "acojonado".

Selfies y besos
En la sexta jornada de campaña electoral, Rivera, al igual que hiciera ayer por las calles de Cádiz, ha recorrido hoy las de Granada, acompañado de sus colaboradores, realizando un trayecto a pie hasta la Plaza Nueva, donde ha dado su mitin. Rivera, reconocido en su paseo por los ciudadanos granadinos, se ha hecho fotos, "selfis", ha dado besos, la mano y ha escuchado cómo los más optimistas le dan como futuro presidente del Gobierno de España.

"Uff entendí independencia"
Pero sin duda, el momento álgido del paseo ha sido cuando un grupo de mujeres le han llamado desde la acera de enfrente a la que él transitaba. Rivera, no lo ha dudado, y casi sin esperar a que dejaran de pasar coches, ha cruzado para saludarlas y darles muestras de cariño. Mientras algunas amigas del grupo decían: "Qué guapo es" y preguntaban a la prensa en qué tele saldrían las imágenes, una de ellas ha dicho: "Este es el que nos va a dar la Ley de Dependencia". A Rivera se le han encendido las alarmas. ¿Cómo?, ¿qué dice?, para rápidamente reaccionar y explicar: "Uff, había entendido independencia. Que era yo el que iba a traer la independencia".

Se queda "acojonado"
"Dice Iglesias que querían la independencia de Andalucía y me quedé acojonado", ha recordado Rivera a las mujeres sin tapujos, antes de recordar que "ya tenemos bastante con Artur Mas". Pasado este momento de tensión y risas, Rivera ha dicho a las mujeres "me hago una foto con vosotras". "Venga, va", y ellas sin pensárselo han pedido a los propios medios de comunicación que inmortalizaran el momento. "Mucho ánimo y a disfrutar", les ha dicho Rivera en su despedida.

Gritos en el mitin de la PAH
Su paso por Granada se ha visto ensombrecido por un grupo de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), que al poco tiempo de empezar su mitin han vertido gritos contra él y han mostrado pancartas. Sin perder la compostura, les ha ofrecido reunirse en su propio hotel para explicarles las propuestas de su partido. Los afectados han hecho caso omiso al ofrecimiento y han decidido no aceptarlo. No han acudido a la cita.